Los amparos 400/2019, 412/2019 y 433/2019 interpuestos en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en la Base Aérea Militar No. 1 de Santa Lucía, Estado de Méxicono fueron atendidos por la Corte debido a que el grupo no está legitimado para hacer la petición

El 10 de octubre el Magistrado del Primer Circuito en la Ciudad de México encargado de revisar las suspensiones contra el aeropuerto de Santa Lucía fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF).

-Con información de Daniela Barragán

Ciudad de México, 25 de octubre (SinEmbargo).- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió no atraer un paquete de amparos en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles promovidos por el colectivo #NoMásDerroches.

La solicitud de ejercicio de la facultad de atracción 654/2019 fue negada en un acuerdo firmado por el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar.

La notificación se publicó en la página web de la SCJN a través de una notificación que anuncia que quienes presentaron la queja carecen de legitimación para solicitar la facultad de atracción.

Ante esto, los amparos 400/2019, 412/2019 y 433/2019 interpuestos en contra de la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, en la Base Aérea Militar No. 1 de Santa Lucía, Estado de Méxicono fueron atendidos por la Corte debido a que el grupo no está legitimado para hacer la petición y la medida fue interpuesta en espera de que algún ministro la tomara como propia.

Los juicios continuarán a trámite en el Décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, con sede en la Ciudad de México, donde actualmente se encuentran.

El 10 de octubre el Magistrado del Primer Circuito en la Ciudad de México encargado de revisar las suspensiones contra el aeropuerto de Santa Lucía fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) de manera indefinida por estar ligado a presuntos actos de corrupción, informó el Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar.

INICIAN OBRAS

El 17 de octubre el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que con la construcción del nuevo aeropuerto se va a tener un sistema aeroportuario suficiente y sin interferencia aérea.

“Vamos a tener un sistema aeroportuario suficiente, sin interferencia aérea. Se manejó mucho también, esto es parte de la corrupción, que no era posible que operara el aeropuerto actual con el de Santa Lucía y el de Toluca, y ya se demostró que es posible”, aclaró.

En conferencia de prensa, el mandatario recordó que hasta se involucraron a agencias internacionales para emitir dictámenes en contra para que alternaran estos aeropuertos.

Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, López Obrador afirmó que en Santa Lucía se tendrá un aeropuerto moderno y funcional, en el que se va a ahorrar un poco más de 100 mil millones de pesos, “de lo que nos iba a costar la construcción en el aeropuerto de Texcoco”.

“Como que se esmeraron en buscar el peor sitio para construir un aeropuerto. Era una obra movida principalmente por intereses particulares”, subrayó.

Asimismo, señaló que el arranque de las obras en Santa lucía tomó bastante tiempo, debido a que se presentaron 140 amparos para detener la construcción.

VECINOS PROTESTAN

Hay un tema que no ha sido mencionado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador ni por los miembros de su Gabinete. Cuando se habla de la construcción del Aeropuerto en la Base Aérea de Santa Lucía y de la cancelación de la obra se mencionan la corrupción, el suelo, los amparos, pero no hay un informe sobre el impacto que este proyecto tendrá en el sistema hídrico de la zona.

Un grupo de vecinos, aunque cada vez más reducido, no quita el dedo del renglón y le dicen al Presidente, al que desde enero le han solicitado una audiencia, que el Aeropuerto y todos los servicios que traerá consigo, agudizará la crisis de agua que ya se sufre.

Estas personas se desmarcaron de los amparos interpuestos por el colectivo #NoMásDerroches, ya que tampoco estaban de acuerdo con la construcción del Aeropuerto de Texcoco, también por el tema del agua. Insisten en que no es un tema de tierras y permisos, sino la explotación de la cuenca Cuautitlán-Pachuca, una de las más importantes y que representa el 23 por ciento de la Cuenca del Valle de México.