Foto: Cuartoscuro.

Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Chalco, municipios donde más se registra violencia de género, de acuerdo con el Observatorio. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 25 de noviembre (SinEmbargo).– El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que el gobierno de la República lucha para erradicar aquellas prácticas que más lastiman a la mujer. Sin embargo, durante su administración en el Estado de México, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) registró 1,003 feminicidios entre 2005 y 2010, los cuales se concentraron mayormente en Ecatepec, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán y Chalco. 

“Por eso nuestra lucha permanente y constante del gobierno de la República, y la convocatoria que hemos hecho a todos los órdenes de gobierno sea estatal, sea municipal, para que hagamos un frente común para erradicar aquellas prácticas que más lastiman la dignidad y la condición de mujer”, dijo en Hidalgo.

El Jefe del Ejecutivo informó que ya operan 16 centros de justicia para las mujeres en todo el país.

Peña Nieto enfatizó que “cuando hablamos de feminicidios, de trata de personas, es algo que no podemos tolerar y permitir”.

Sin embargo, desde mayo de 2010, el Observatorio ha solicitado que que se declare una alerta de género en la entidad, a fin de que se investiguen los casos de feminicidios ocurridos, así como las causas que han generado la violencia contra las mujeres.

La petición ha sido rechazada en tres ocasiones por el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, un órgano interinstitucional en el que participan instancias estatales y federales y es coordinado por la Secretaría de Gobernación. Además, les han obstaculizado el acceso a información oficial sobre incidencia de casos.

Leer: El Edomex no investiga feminicidios y la violencia contra mujeres crece: grupos civiles

Sobre la situación de Iguala, Guerrero, aseguró a la prensa al término del evento que se necesita un plan contra la violencia que fortalezca al Estado de Derecho.

“Un plan, todo esto nos lleva a ordenar y a marcar un rumbo que nos permita evitar que eventos tan lamentables ocurridos en Iguala se repitan, no queremos este tipo de eventos, no queremos violencia, no queremos que lastimen, especialmente por el crimen organizado que se ha infiltrado en distintos gobiernos, sobre todo en los de mayor debilidad, como le hemos visto en Michoacán, Guerrero, esto implica que tengamos que tomar acciones”, dijo.

“Esto implica que tomemos acciones de fondo que van convocar a un esfuerzo colectivo del Congreso, de la sociedad, de su participación para encontrar la mejor ruta que nos permita que estos eventos o que condiciones como las que propiciaron lo ocurrido en Iguala no se repitan”, agregó.

PANDEMIA MUNDIAL: ONU

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) exigió hoy el fin de la violencia de género, un problema que afecta a una de cada tres mujeres en el mundo y que, en la mayoría de los casos, tiene lugar en el propio hogar.

“La violencia contra mujeres y niñas es una pandemia global que destruye vidas, fractura comunidades y frena el desarrollo”, señaló el Secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en su intervención durante un acto con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

Ban subrayó que el problema “no se limita a ninguna región, sistema político, cultura o clase social”, sino que “está presente en todos los niveles de todas las sociedades”.

“No hay más tiempo para la complacencia o las excusas. El momento de actuar ha llegado”, señaló la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, quien llamó a mujeres y hombres a unirse a la campaña puesta en marcha por su agencia y a utilizar el color naranja como símbolo de solidaridad con las víctimas.

Según datos de las Naciones Unidas, un 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física o sexual a lo largo de su vida, un porcentaje que se eleva al 70 por ciento en algunos países.

Las estimaciones señalan que del total de mujeres asesinadas en el año 2012, casi la mitad murieron a manos de sus parejas o de familiares.

Además, la mayor parte de los casos de violencia de género siguen sin denunciarse.

Según un estudio llevado a cabo con 42 mil mujeres en la Unión Europea (UE), sólo el 14 por ciento de ellas llevaron ante la Policía las agresiones físicas o sexuales sufridas.

Con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de denunciar, la actriz estadounidense Teri Hatcher relató hoy en la sede de las Naciones Unidas su experiencia personal.

Hatcher, según explicó, sufrió abusos sexuales por parte de un familiar cuando tenía siete años, pero nunca dijo nada y mantuvo el secreto hasta que a los 18 años escribió una carta a su madre.

El vínculo con su tío se había roto ya ante las sospechas de sus padres, pero ellos tampoco lo denunciaron.

Años después, una niña se suicidó en la misma ciudad tras haber sufrido abusos del mismo hombre, lo que llevó a Hatcher a romper su silencio para que el agresor pagase por sus crímenes.

“Yo soy sólo una de tres mujeres que se ven forzadas a aceptar la violencia como parte de su historia vital”, señaló la actriz, que subrayó la necesidad de acabar con esa estadística.

En el acto intervino también el presidente del Consejo de la Judicatura de Ecuador, Gustavo Jalkh, quien subrayó la importancia de involucrar a los hombres en la lucha contra la violencia de género.

“El miedo masculino es el origen de la violencia contra la mujer”, recordó Jalkh, quien señaló que las agresiones también “destruyen la dignidad del agresor”.

–Con información de Notimex y EFE