La marcha se dirige al Zócalo, y antes de llegar, en avenida Juárez, se detendrá en el punto denominado “Antimonumenta”, para encontrarse con otro contingente de mujeres y víctimas indirectas de crímenes por razón de género que partió del Monumento de la Revolución.

Ciudad de México, 25 de noviembre (SinEmbargo).- “Ni una más, ni una asesinada más”, gritaron como consigna decenas de mujeres reunidas hoy en el Ángel de la Independencia, en la Ciudad de México, al iniciar la marcha por el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.

Marchan para exigir justicia por las 10 mujeres que son asesinadas diariamente en el país y las al menos 3 mil 118 mujeres a las que mataron de enero a octubre de este año.

“Tu muerte no quedará impune hermana María Isabel”, se lee en el cartel de las mujeres que encabezan la protesta.

La marcha se dirige al Zócalo, y antes de llegar, en avenida Juárez, se detendrá en el punto denominado “Antimonumenta”, para encontrarse con otro contingente de mujeres y víctimas indirectas de crímenes por razón de género que partió del Monumento de la Revolución.

A las manifestantes las cercan desde las banquetas de Reforma mujeres con playeras que dicen “cinturón de paz”, son trabajadoras de dependencias de la ciudad que acompañarán la marcha por mandato de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheonbaum.

Foto: Montserrat Antúnez, SinEmbargo

Foto: Montserrat Antúnez, SinEmbargo

A ellas se suman las 2 mil 516 mujeres policías realizarán acompañamiento. Los momentos como el Ángel están protegidos con trozos de madera.

“Es increíble, las autoridades le tienen miedo a que dañemos los monumentos, cuando nosotras lo tenemos de salir a la calles todas los días, tenemos miedo a ser violadas, asesinadas y de eso, ¿quién nos cuida?”, dijo Ana, de 24 años.

Foto: Montserrat Antúnez, SinEmbargo

“Fuimos todas, fuimos todas”, gritaron los contingentes cuando se escuchó que el vidrio de un espectacular frente a Reforma 222 fue roto y personal de protección civil corrió al lugar.

Con un megafono, una mujer policía pidió “no insitar a la violencia”. “Si así nos cuidaran”, respondió una mujer de unos 40 años que caminaba acomodada de una joven de cerca de 16, ambas con un pañuelo verde en el cuello, el color característico de la lucha por el derecho al aborto legal, libre y seguro en América Latina

DÍA INTERNACIONAL PARA LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Araceli Osorio Martínez, madre de Lesvy Berlín, víctima de feminicidio, y colectivas de mujeres exigieron a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CdMx) a impartir justicia integrando la perspectiva de género en su trabajo y a no criminalizar a las mujeres, incluyendo a las que protestarán hoy en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; la petición la hicieron durante la presentación del memorial para Lesvy que se develó en las instalaciones centrales de la dependencia.

“El día de hoy no deberíamos estar aquí, deberíamos estar con nuestras amigas, nuestras hijas. Todas estas violencias quedan para la memoria y esperamos que un día cambie porque el efecto que queremos lograr con esto [con el memorial] es que todas estas violencias institucionales queden en el pasado, que un día no haya necesidad de un memorial para las víctimas de feminicidio”, dijo Araceli frente a la Procuradora Ernestina Godoy y funcionarios.

El memorial fue instalado como resultado de la Recomendación 1/2018 que la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México hizo en 2018 por las violaciones a los derechos humanos de la familia de Lesvy cometidos por autoridades de diversas instancias públicas; la creadora fue la artista conceptual Cerrucha, cuya propuesta fue elegida entre varias recibidas por una convocatoria pública.