Se espera que el Gobierno federal presente el Plan Nacional de Infraestructura, el próximo 26 de noviembre, con una inversión inicial de 158 mil millones de pesos, por parte de la industria privada, distribuidos en 15 proyectos.

Ciudad de México, 25 de noviembre, (SinEmbargo).- El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, señaló que el sector bancario alista un monto de 600 mil millones de pesos que podrían aplicarse en el Plan Nacional de Infraestructura.

En una conferencia, Niño de Rivera señaló que la banca está lista para aportar estos recursos, mediante la vía del crédito, a fin de apoyar a la economía del país.

“Esos 600 mil millones de pesos, lo mejor que puede hacer la banca es invertirlo en crédito. Ese es nuestro negocio, la intermediación entre el que ahorra y el que necesita financiamiento y qué mejor que hacerlo en infraestructura para aumentar la inversión fija bruta en el país”, declaró.

Se espera que el Gobierno federal presente el Plan Nacional de Infraestructura, el próximo 26 de noviembre, con una inversión inicial de 158 mil millones de pesos, por parte de la industria privada, distribuidos en 15 proyectos.

“Mañana ya vamos a ver los nombres de los proyectos a los que hay que invertirle recursos. Ya definiendo eso, debemos de implementarlo lo antes posible“, añadió.

Para el titular de la ABM, el sector bancario se encuentra en un buen momento para impulsar dicho plan.

“Tenemos una enorme oportunidad de seguir aportando al crecimiento económico del país”, agregó.

NO ES RECESIÓN: ABM

Niño de Rivera consideró que México no está en recesión, sino en estancamiento económico, luego que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informara sobre la estimación ajustada del Producto Interno Bruto (PIB).

“Podemos hablar de un estancamiento y eso es lo correcto”, declaró.

El presidente de la ABM apuntó que las actividades al interior del PIB presentan resultados dispares. Aunque la mayoría presenta una desaceleración anual.

“Hay sectores de la economía que van muy bien y otros que no; el conjunto es con cero crecimiento.”, destacó.

Para Niño de Rivera, la recesión sólo se da cuando todos los aspectos de la economía de un país se encuentran detenidos.

“Tendría que haber una recesión generalizada y prolongada de la economía, en todos los aspectos, para llegar a definirlo como una recesión. Lo importante es qué herramientas tenemos a la mano para darle la vuelta a la economía y que empiece a crecer”, finalizo.