Si no quieres ir al cine puedes optar por otras películas para ver en casa. Una de las más tradicionales en estas fechas es Love Actually (2003).

MADRID, 25 de diciembre (Europa Press).– La llegada de la Navidad hace que el plan de quedarse en casa viendo una película sea perfecto. Palomitas, manta y un buen clásico navideño para compensar los días de fiesta y largas comidas. Una sección de películas a las que este año se ha añadido Last Christmas, la nueva cinta de Emilia Clarke que ha sido todo un éxito de crítica y público.

Aún así, si no quieres ir al cine puedes optar por otras películas para ver en casa. Una de las más tradicionales en estas fechas es Love Actually (2003), la comedia romántica donde el tema de Mariah Carey “All I want for Christmas is you” es el leitmotiv.

Frozen también es una opción perfecta para los más pequeños de la casa y los no tan pequeños. La historia de Elsa y Anna ha regresado a los cines este mes de noviembre convirtiéndose en una de las películas más taquilleras de Disney.

 
Tirando de clásicos no podemos olvidar La vida de Brian (1980) de los Monty Python. Una divertida historia perfecta para disfrutar los días previos a la Nochebuena.

Y el 31 tienes una cita con Año Nuevo (2011), una comedia romántica coral donde Robert de Niro comparte protagonismo con Ashton Kutcher o Zac Efron.

Para hacer una maratón de comedias debes acudir a El diario de Bridget Jones (2001). La historia de la divertido Bridget culminó en 2016 con un cierre perfecto para esta tercera entrega donde pudimos ver a Patrick Dempsey tomando el relevo de Hugh Grant.