El número de personas muertas por el incendio en una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tlahuelilpan, Hidalgo, se elevó a 114, mientras que 33 continúan hospitalizadas, informó el Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela. 

Ciudad de México, 26 de enero (SinEmbargo).– Integrantes de Petróleos Mexicanos (Pemex) detectaron hoy un derrame de combustible en el poblado de Munitec, punto cercano a la colonia San Primitivo, donde una explosión cobró la vida de más de un centenar de personas.

De acuerdo con información de medios nacionales, la fuga fue provocada por una toma clandestina en el ducto Tuxpan-Ciudad de México.

Expertos controlaron la fuga. Integrantes del Ejército mexicano reguardaron el lugar, en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo.

El número de personas muertas por el incendio en una toma clandestina en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en TlahuelilpanHidalgo, se elevó a 114, mientras que 33 continúan hospitalizadas, informó el Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela.

De las 33 personas hospitalizadas, 23 permanecen en unidades médicas de la Ciudad de México, cuatro del Estado de México, tres de Hidalgo y tres en Galveston, Texas, precisó el Gobierno federal en un comunicado. Mientras que 46 de las 114 víctimas mortales llegaron a centros médicos por las quemaduras que presentaron.

Por su parte, el Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, explicó que algunas de las víctimas son más propensas a presentar infecciones sistémicas en riñones, cardiovasculares y en las vías respiratorias, porque en el momento de la explosión respiraron aire caliente y sufrieron quemaduras en tráquea y bronquios.