Desde guiños a otras series de televisión, hasta homenajes a autores de terror y pinturas del siglo XIX, la serie supone un bocado muy apetecible para quienes disfrutan buscando easter eggs.

Madrid, 26 enero (EuropaPress).- Drácula, la nueva adaptación de Netflix de la novela de Bram Stoker, no ha dejado a nadie indiferente. Los guionistas detrás de esta arriesgada versión, Steven Moffat y Mark Gatiss no sólo han renovado la leyenda del vampiro más célebre de todos los tiempos, sino que han plagado la serie con un sinfín de referencias.

Desde guiños a otras series de televisión, hasta homenajes a autores de terror y pinturas del siglo XIX, la serie supone un bocado muy apetecible para quienes disfrutan buscando easter eggs.

En Europa Press hemos recopilado las mejores referencias y guiños de la que es una de las adaptaciones más audaces de Drácula:

1. DOCTOR WHO

La joven bromea con qué hará mientras aguarda su regreso. Foto: Especial

Al comienzo del primer episodio, el abogado Jonathan Harker lee en su carruaje una carta de su prometida Mina. En ella, la joven bromea con qué hará mientras aguarda su regreso y menciona posibles candidatos con los que “no intentará serle infiel”.

Uno de ellos es la tabernera del pub que lleva por nombre “The Rose and the Crown”. Aunque a gran parte de los espectadores no le diga nada dicho lugar, esta es una referencia que los fans de Doctor Who, serie de la que Steven Moffat fue showrunner entre 2010 y 2017, no habrán pasado por alto.

En el episodio de Doctor Who titulado “El muñeco de nieve”, el personaje de Clara Oswald aparece trabajando como tabernera en un pub que tiene el mismo nombre que el mencionado por Mina Murray. Por lo que todo deja intuir que la prometida de Harker conoce a la acompañante del Doctor.

2. SHERLOCK HOLMES

La serie protagonizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman. Foto: Especial

El célebre detective de Baker Street también está presente en la serie. Moffat y Gatiss fueron los encargados de actualizar al investigador con Sherlock, serie protagonizada por Benedict Cumberbatch y Martin Freeman a la que también han querido hacer un pequeño homenaje.

En el primer episodio de Drácula, se revela que la monja que acompaña a Agatha Van Helsing es en realidad la prometida de Jonathan Harker. Cuando el abogado pregunta a la religiosa cómo consiguió dar con ella, esta afirma que un detective de Londres, amigo suyo, la ayudó. Una sutil referencia que, de no ser por la trayectoria de sus guionistas, no habría resultado tan llamativa.

3. EL CÁMAROTE NÚMERO 9

Han homenajeado de este modo a Inside Nº9. Foto: Especial

Durante la travesía en barco que Drácula hace a bordo del Deméter, hay un camarote cuyo ocupante es en todo momento un misterio para el resto de la tripulación y que finalmente resulta ser una moribunda Agatha Van Helsing.

La elección de que dicha habitación corresponda con el número nueve, no es casual. Gatiss y Moffat han homenajeado de este modo a Inside Nº9, una serie de la BBC que mezcla humor negro con drama, misterio y terror.

4. UN VAN HELSING CON EXPERIENCIA

El protagonista de la pintura es ni más ni menos que el actor británico Peter Cushing. Foto: Especial

En el primer episodio, Jonathan Harker deambula por los interminables corredores del castillo de Drácula intentando encontrar a la mujer que el vampiro tiene secuestrada. Cuando el abogado se adentra en uno de los pasillos, la cámara se detiene en un pequeño retrato de un hombre canoso.

El protagonista de la pintura es ni más ni menos que el actor británico Peter Cushing, quien dio vida al Profesor Abraham Van Helsing -y a sus descendientes- entre 1958 y 1974 en las películas de la Hammer. Junto a Christopher Lee, quien interpretaba a Drácula, apareció en 7 filmes que consagraron a ambos como iconos del terror gótico.

5. EL RESPLANDOR

El papel de la pared tiene el mismo motivo hexagonal. Foto: Especial

Rara es la ficción de terror actual que de un modo u otro no contiene algún homenaje a una de las novelas más icónicas de Stephen King. Durante la serie, hay dos momentos en los que pueden verse referencias a la pesadilla que los Torrance vivieron en el Hotel Overlook.

El primero y más sutil tiene lugar cuando Van Helsing da a leer a Jonathan Harker el relato que este ha escrito sobre su paso por el castillo de Drácula. Estupefacto, el abogado comprueba que lo que él creía que sería un terrible relato no es más que una declaración de pleitesía hacia el vampiro repetida hasta el infinito.

En la adaptación de la novela de King, Wendy Torrance descubre que su marido ha perdido el juicio cuando encuentra un taco de folios en los que está repetida una y otra vez la misma consigna: “Solo trabajar y no jugar hace de Jack un chico aburrido”.

El segundo y más evidente guiño es el que aparece en el tercer episodio, en la habitación de Jack. El papel de la pared tiene el mismo motivo hexagonal que la alfombra del hotel en la adaptación cinematográfica de Stanley Kubrick.

6. EL PRIMER VAMPIRO DE LA LITERATURA

Los guionistas de la serie han rendido un homenaje a este personaje. Foto: Especial

Aunque Drácula sea el vampiro más famoso, no fue el primero. El origen literario de los chupasangres contemporáneos viene del cuento El Vampiro, escrito por John William Polidori.

Este relato escrito en 1816, está protagonizado por un joven no-muerto llamado Lord Ruthven. Los guionistas de la serie han rendido un homenaje a este personaje fundacional otorgándole ese mismo nombre al joven que viaja a bordo del Deméter en el segundo episodio y que voluntariamente se convierte en sirviente de Drácula.

7. CEMENTERIO DE UN MONASTERIO BAJO LA NIEVE

El diseño del lugar es un homenaje a los paisajes románticos de ruinas góticas pintados por Caspar David Friedrich durante el siglo XIX. Foto: Especial

Las referencias de la serie van más allá de lo meramente narrativo. Durante la escena en que Drácula induce a Agatha Van Helsing una alucinación después de morderla, ambos aparecen en medio de un extraño escenario, similar a una abadía abandonada.

El diseño del lugar es un homenaje a los paisajes románticos de ruinas góticas pintados por Caspar David Friedrich durante el siglo XIX. Concretamente, el cuadro “Cementerio de un monasterio bajo la nieve” guarda grandes similitudes con la pesadilla vista en la serie.

8. EL BESO DEL VAMPIRO

Dicha alucinación es denominada por el Conde como “El beso del vampiro”. Un término, de nuevo, nada inocente, ya que ese es el título de una de las películas de la Hammer de 1963, con el que la productora intentó explotar el fenómeno vampírico más allá de la alargada sombra de Drácula.

9. “LA MANO” DE MAUPASSANT

Corresponde a uno de los relatos de terror de Maupassant. Foto: Especial

Durante la presentación de los tripulantes del Deméter, al comienzo del segundo capítulo, el capitán Sokolov tiene una macabra pesadilla en la que es atacado por la mano amputada de su compañero.

Esta escena corresponde directamente con el argumento de La mano, uno de los relatos de terror del maestro del género Guy de Maupassant.

10. DRÁCULA EN LA ACTUALIDAD

Aunque parezca algo novedoso, lo cierto es que la idea de resucitar a Drácula en la actualidad no es del todo original. Con este inesperado giro de guión, Moffat y Gatiss han homenajeado a la película Drácula 73.

En ella, el vampiro es devuelto a la vida en la década de los 70. Al igual que en la serie, es el descendiente de Van Helsing, interpretado por el mismo actor que hacía del profesor original, el encargado de dar muerte al infame Conde.