El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, presentó su dimisión al Presidente de la República, Sergio Mattarella; el mandatario decidió iniciar consultas con los principales líderes políticos para solucionar la crisis que atraviesa el país.

Roma, Italia, 26 de enero (EFE).- El Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte, presentó hoy su dimisión al Presidente de la República, Sergio Mattarella, quien decidió iniciar consultas con los principales líderes políticos del país para solucionar la crisis, informó la jefatura del Estado.

Ahora Mattarella abrirá una ronda de consultas que comenzará este miércoles por la tarde y continuará el jueves para analizar las diferentes salidas a la crisis de Gobierno, provocada tras el abandono de la coalición gubernamental por parte del partido Italia Viva del exprimer Ministro Matteo Renzi.

Conte se vio forzado a presentar la dimisión al tener constancia de que no conseguiría los apoyos necesarios para afrontar los próximos compromisos en el Parlamento, entre ellos el voto a la gestión del Ministro de Justicia, Alfonso Bonafede, previsto para esta semana.

En una nota oficial de la Presidencia de la República se explica que Mattarella se reservó su decisión e invitó por el momento al Gobierno a permanecer en su cargo para los asuntos corrientes.

Los medios italianos reportaron que las posibilidades del Primer Ministro de formar un Gobierno eran mínimas. Foto: Ettore Ferrari, EFE

Tras las consultas, que comenzarán con los presidentes de Cámara y Senado y los grupos parlamentarios menores para seguir con los mayoritarios, Mattarella puede otorgar un mandato de formar Gobierno a una figura institucional.

Pero la intención de Conte es que Mattarella se lo vuelva a encargar a él para comprobar posibles nuevas mayorías, lo que el primer ministro saliente “aceptaría con reserva” para regresar tras algunos días y comunicarle si cuenta con apoyos.

Según los medios italianos, las posibilidades de Conte de formar un Gobierno cada vez son menores, ya que no se cree que pueda haber una reconciliación con Renzi.

El líder de la conservadora Forza Italia, Silvio Berlusconi, por su parte, aclaró que no apoyará al actual Ejecutivo de Conte y que la única solución es la de un Gobierno “que represente la unidad sustancial del país en un momento de emergencia” porque “cualquier otra solución significa prolongar una parálisis que el país no puede permitirse”.

Conte convocó esta mañana al consejo de ministros y les agradeció uno por uno su trabajo y cada día de estos 16 meses juntos, según informan los medios italianos.

Los ministros de este Ejecutivo, formado por el antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y los progresistas Partido Demócrata (PD) y Libres e Iguales (LEU), despidieron a Conte con un aplauso y le expresaron su apoyo.