El Gobierno de Chihuahua está convencido y optimista de que César Duarte Jáquez será extraditado pues, según explicó el Consejero Jorge Espinoza, la jueza Lauren Fleischer consideró que existía la causa probable, que es uno de los requisitos esenciales para el tratado de extradición.

Ciudad de México, 26 de enero (SinEmbargo).-La Jueza federal del Distrito Sur de Florida, Lauren Fleischer Louis, consideró que existe una causa probable para la extradición del exgobernador César Duarte, sin embargo, se reservó el fallo, pues dijo que lo emitirá en breve y de manera escrita.

La jueza escuchó el debate entre la defensa, representada en dicha audiencia por los abogados Juan Morillo y Henri Bell, y la Fiscalía, representada por Jason Wu, y concluyó que resolverá por escrito el tema de la extradición y la moción presentada por la representación legal del exgobernador.

“Me reservo para presentar una orden […] agradezco la paciencia de todos. Su presentación y sesión informativa, muy bien pensada, fue de gran ayuda en un asunto tan complejo”, dijo la juez al finalizar la audiencia que se celebró por videollamada, en la cual estuvo presente el exmandatario chihuahuense.

El pasado 13 de enero, la Corte del Distrito Sur de Florida suspendió por tercera ocasión la extradición de César Duarte, exgobernador priista del estado de Chihuahua. Foto: Cuartoscuro

Jorge Espinoza, Consejero Jurídico de Chihuahua, indicó que estiman que dicha resolución sea presentada en unos tres o cuatro días, sin embargo, aclaró que existe un plazo de hasta 15 días para emitir el resolutivo.

“Nosotros consideramos que será en un espacio de unos días en los cuales la jueza por escrito va a establecer la procedencia de la extradición”, señaló el funcionario estatal.

El Gobierno de Chihuahua está convencido y optimista que Duarte Jáquez será extraditado pues, según explicó el Consejero, la jueza consideró que existía la causa probable, que es uno de los requisitos esenciales para el tratado de extradición.

“Estamos seguros que se va a dar la extradición, no tenemos duda. El caso es muy sólido, siempre lo hemos manifestado y única y exclusivamente vamos a esperar a que la jueza determine, pero fue muy evidente cómo la jueza consideró de manera anticipada que sí se daba la causa probable”, dijo.

La defensa de Duarte, en sus argumentaciones para pedir que no se extraditara a su cliente, aseguró que uno de los motivos es que no sería confiable el proceso jurídico y penal que podría darse en Chihuahua porque presuntamente el Gobierno de Javier Corral ha coaccionado a los testigos y que el actual mandatario chihuahuense emprendió una persecución política y tiene intenciones político electorales para juzgar a su predecesor.

Al respecto, el funcionario estatal respondió que los argumentos de la defensa “son patadas de ahogado”.

“Ya no tienen argumentaciones jurídicas; las que la defensa del exgobernador presentó ante la juez, fueron puros chismes y cosas sin sustento que no tienen sentido. Ya se los dijo la jueza hoy mismo: que esas argumentaciones no son importantes ni trascendentes para el tema de extradición”, apuntó Espinoza.

Duarte, que se desempeñó como gobernador del estado norteño de Chihuahua entre 2010 y 2016, está acusado de peculado y asociación delictuosa para malversar millones de dólares de fondos públicos. Mexico solicitó su extradición a finales de 2019.

Duarte asegura que llegó a Estados Unidos a finales de 2016 en busca de un tratamiento médico tras un accidente en helicóptero. Antes de su detención en julio de 2020, pidió asilo político. El exgobernador del Partido Revolucionario Institucional alega que desconocía sus acusaciones cuando llegó y que llevaba una vida pública, sin ocultarse, en este país.

-Con información de AP