México, 26 Feb. (Notimex).- Con el objetivo de poner al alcance de especialistas en la materia nuevos sistemas de conservación basados en el uso de nanopartículas aplicables a la preservación de obras artísticas, restauradores de nueve países, incluido México, participan en el Proyecto Nano for Art.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el proyecto concluirá en diciembre de 2014, con la “validación de la tecnología y los métodos desarrollados, así como actividades de capacitación”, para la conservación de obras artísticas.

A decir del doctor Piero Baglioni, de la Universidad de Florencia, Italia, la conservación del patrimonio cultural está basada principalmente en métodos tradicionales y materiales convencionales que a menudo carecen de la necesaria compatibilidad con las obras de arte originales y un rendimiento duradero que responda a los cambios del entorno natural y al uso de los bienes artísticos.

El principal reto de este proyecto, anotó, es la combinación de sofisticados materiales funcionales derivados de la nanociencia y la nanotecnología, con métodos innovadores en la restauración y conservación preventiva de obras de arte, con una eficiencia sin precedentes.

Poner al alcance de los restauradores (profesores y estudiantes avanzados) sistemas nano-estructurados, como dispersiones de nanopartículas, soluciones micelares, microemulsiones y geles, a fin de ofrecer nuevas vías fiables para restaurar y preservar obras de arte, es el objetivo de la primera fase del proyecto.

El especialista adelantó que el plan de trabajo de Nano for Art contempla crear sistemas con funcionalidades especiales y de bajo impacto ambiental, que podrían ser útiles en la limpieza y desacidificación de obras de arte móviles (papel, pergamino, tela, cuero, pinturas sobre lienzo), y también en la consolidación y limpieza de obras de arte inmuebles (pinturas murales, yeso y piedras).

Entre las líneas de acción del proyecto, sostuvo Baglioni, es la diseminación de esta tecnología entre la comunidad científica, mediante su acercamiento a los restauradores de las instituciones participantes.

Otras instituciones que apoyan al especialista en su protocolo de investigación, son el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) y el Centre de Recherche et Restauration des Musées de France (CRRMF), éste último responsable de las colecciones de mil 200 museos del país galo.

Además del Eastman Dental Institute de la University College London (UCL), el Birkbeck College de la University of London, Reino Unido, y la Facultad de Restauración de la Universidad Pardubice, República Checa, entre otros.

Piero Baglioni se doctoró en Química Física, en 1977, en la Universidad de Florencia. Es autor de más de 350 publicaciones en el campo de coloides e interfaces y ha sido desde mediados de los años 90 pionero en la aplicación de nanomateriales para la conservación del patrimonio cultural. Sus fórmulas han sido usadas por restauradores de todo el mundo.