Economía

Si México no deja de reprimir los salarios de sus obreros matará el TLCAN, advierten demócratas

26/02/2018 - 4:27 pm

Los demócratas dijeron a Bloomberg que en esta séptima ronda de renegociación del TLCAN –que comenzó ayer domingo– quieren dar prioridad al tema laboral al coincidir en que los bajos salarios de México son un obstáculo para alcanzar un acuerdo.

“Si México no deja de reprimir los salarios de sus trabajadores no sólo será un obstáculo para un nuevo acuerdo comercial, será también una sentencia de muerte para cualquier acuerdo que apruebe el Congreso”, aseguraron los congresistas estadounidenses.

En tanto, algunos grupos empresariales de Estados Unidos se dijeron listos para regresar sus plantas y empleos a ese país si el TLCAN fracasa.

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).– En medio de la séptima ronda de renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), demócratas coincidieron que los bajos salarios en México son un obstáculo para alcanzar un acuerdo comercial.

Así lo declararon a Bloomberg los representantes Bill Pascrell de Nueva Jersey, y Sandy Levin de Michigan. En tanto, algunos grupos empresariales de Estados Unidos se dijeron listos para regresar sus plantas y empleos a ese país si el TLCAN fracasa.

En las seis rondas previas del TLCAN, Estados Unidos y Canadá centraron sus críticas hacia México por su nivel salarial; incluso sindicatos de esos países exigieron que el monto aumentara al poner la competencia en una cancha dispareja.

Ese reclamo se sumó al que durante casi todo 2017 tuvieron organizaciones civiles, políticos y la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) que no dejaron de insistir en que el salario mínimo tenía que ubicarse en 95 pesos, que es el precio de la canasta básica alimentaria por persona.

Los demócratas Levin y Pascrell dijeron a Bloomberg que en esta séptima ronda de renegociación, que comenzó ayer domingo, quieren dar prioridad al tema de las cuestiones laborales.

“Los derechos laborales en México no son un tema que puedan eludirse. Es el tema central que debe abordarse en cualquier reforma del TLCAN. Si México no deja de reprimir los salarios de sus trabajadores no sólo será un obstáculo para un nuevo acuerdo comercial, será una sentencia de muerte para cualquier acuerdo que apruebe el Congreso”, aseguraron los congresistas estadounidenses.

En México el salario mínimo es de 88.36 pesos diarios [alrededor de 11 pesos la hora], en Estados Unidos es de 7.25 dólares la hora y en Canadá de 10 dólares canadienses la hora, de acuerdo con los gobiernos de cada país.

De acuerdo a las declaraciones de los demócratas a Bloomberg, la mejora de los derechos laborales en México es un tema fundamental para alcanzar un nuevo acuerdo comercial, de lo contrario el Congreso de Estados Unidos no lo aprobará.

EMPRESARIOS LISTOS PARA REGRESAR A EU SI FRACASA TLCAN

Un sondeo realizado por Bloomberg a ejecutivos de empresas estadounidenses con presencia en México arrojó que regresarían sus plantas y empleos a Estados Unidos en caso de que fracasen las rondas de renegociaciones del TLCAN.

Fiat Chrysler dijo que trasladará la producción de camionetas Ram de carga pesada de México, y no a una nación asiática de bajo costo, sino a Michigan.

Compañías desde el fabricante de vehículos todoterreno Polaris hasta el proveedor de autopartes Lear sugirieron que podrían hacer lo mismo, mencionando a menudo los recortes tributarios de Donald Trump como un incentivo adicional.

“Muchos de los negocios que existen hoy en México existieron mucho antes en Estados Unidos”, dijo a Bloomberg Matthew Simoncini, el máximo ejecutivo de Lear.

“Si hubiera un impacto significativo del TLCAN, sentimos que estaríamos bien posicionados con nuestras tres plantas sólidas en Estados Unidos”, declaró para el medio Ginger Jones, director de finanzas de Cooper Tire and Rubber.
El máximo ejecutivo de Polaris, Scott Wine, planteó la posibilidad de ampliar la capacidad en la planta de la compañía en Huntsville, Alabama, aunque dijo que no existen planes de contingencia.

De acuerdo con Bloomberg, el año pasado solo el 43 por ciento de las importaciones de Canadá ingresaron a Estados Unidos según las normas del TLCAN. La cifra para México fue más alta, con un 58 por ciento. El porcentaje de uso varía mucho entre las industrias: alrededor del 95 por ciento en vehículos y repuestos, menos del 1 por ciento en productos farmacéuticos.

La séptima ronda de negociaciones del TLCAN, en vigor desde 1994, se celebra desde el domingo y hasta el 5 de marzo en la Ciudad de México.

En medio de este encuentro, el sábado el diario The Washington Post informó que los planes para que el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, hiciera su primera visita a la Casa Blanca para reunirse con su homólogo de estadounidense, Donald Trump, se truncaron tras una discusión por el muro en un diálogo telefónico entre ambos.

Los economistas coinciden en que este tema no afectará el diálogo en la séptima ronda, pero la duda radica en saber en cuánto tiempo se cerrarán estas negociaciones.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas