Los migrantes no lograron acreditar su estancia legal en México, por lo que fueron enviados al Instituto Nacional de Migración (INM), del municipio de Tapachula, Chiapas, para su resguardo y atención médica.

México, 25 feb (EFE).- Las autoridades mexicanas interceptaron 76 migrantes y capturaron a siete personas que los trasladaban en dos camiones en el estado de Chiapas, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

El chofer que transportaba a los migrantes, 75 procedentes de Guatemala y uno de El Salvador, y el vehículo que lo custodiaba intentaron evadir a las fuerzas del orden, que finalmente los alcanzaron en la carretera de Cintalapa, Chiapas.

La Fiscalía confirmó que una denuncia anónima los alertó sobre el traslado de los migrantes, 58 adultos y 18 menores, que eran trasladados en un camión que era custodiado por otro vehículo en la carretera de Cintalapa

Una investigación contra los siete personas que participaban del traslado de los migrantes ha sido abierta; además de que los dos conductores fueron alcanzados por la policía pues pretendieron darse a la fuga, explicó.

Los migrantes no lograron acreditar su estancia legal en México, por lo que fueron enviados al Instituto Nacional de Migración (INM), del municipio de Tapachula, Chiapas, para su resguardo y atención médica.

Los detenidos han sido acusados del delito de violación a Ley de Migración, en la modalidad de transporte de migrantes, con la agravante que incluye niñas, niños y adolescentes.

En 2019, hubo 179 mil 971 migrantes presentados ante INM de México y 141 mil 263 deportados. En lo que va de 2020, son 11 mil 709 migrantes presentados ante el INM y nueve mil 121 deportados, dijo a mediados de febrero el Canciller mexicano Marcelo Ebrard.

Ebrard indicó que fueron puestos a disposición de las autoridades correspondientes 277 traficantes de personas y 893 servidores públicos fueron separados de su cargo por diferentes irregularidades, además de que se construyeron dos nuevos albergues y se rehabilitaron 15 de estos espacios, pese a las polémicas recientes por el estado de dichos centros migratorios.

La actuación gubernamental de México frente a la crisis migratoria ha sido duramente criticada por ONG y expertos, mientras que el propio Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha defendido que se ha actuado acorde a la ley y respetando siempre los derechos humanos.