La compañía mexicana que opera marcas mundiales de restaurantes pagará los impuestos generados por la compra de la cadena de restaurantes Vips a la compañía de ventas minoristas Walmart en 2014. Hace un año el SAT reclamó el pago de 3 mil 881 millones de pesos al grupo.

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).-  Alsea, la compañía mexicana que opera marcas mundiales de restaurantes en México, Latinoamérica y Europa, también busca saldar sus deudas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y pagará los impuestos generados por la compra de la cadena de restaurantes Vips a la compañía de ventas minoristas Walmart en 2014.

Alberto Torrado, Fundador y Presidente ejecutivo Alsea, reveló en una reunión con analistas que hace 15 días se reunió con las autoridades de la dependencia a cargo de Raquel Buenrostro, para “amortizar eso en 5 por ciento por año”, por lo que aseguró la empresa está “cerca de cerrar esto”. El 14 de febrero de 2020 el SAT reclamó el pago de 3 mil 881 millones de pesos al grupo Alsea, por la adquisición de las marcas Vips y Starbucks en 2014. El hecho fue informado por la operadora de restaurantes a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Hace 15 días tuvimos reuniones con las autoridades, fue buena, aceptaron que al igual que Walmex tuvo ajuste, nosotros tendremos una simetría fiscal, y eso nos ayudará en términos de tener una mejor valuación para la marca, y seremos capaces de amortizar eso en 5 por ciento por año, pero vamos a tener que quitar algunos beneficios fiscales que tenemos hoy en día, pero en el corto tiempo eso no nos impacta, pero creo que ya tuvimos una buena conversación con las autoridades, y estamos cerca de cerrar esto”, informó Torrado.

Alsea anunció durante la pandemia que implementaría medidas financieras que contemplaron la ausencia voluntaria de sus trabajadores sin goce de sueldo. Foto: Cuartoscuro

Más tarde, Rafael Contreras aclaró a SinEmbargo que Alsea colabora para lograr un acuerdo con la autoridad fiscal.

“En términos de la adquisición en Vips, hace 15 días tuvimos una reunión con las autoridades, fue buena, aceptaron que al igual que Walmex llegó a su acuerdo, nosotros tendremos una simetría fiscal. Es la misma manera que hicieron la autocorrección de los números, nosotros haremos lo mismo y eso nos ayudará en términos de tener una mejor valuación para la marca, y seremos capaces de amortizar eso en 5 por ciento por año. Sin embargo, vamos a tener que quitar algunos beneficios fiscales que tenemos hoy en día, pero en el corto plazo eso no nos impacta. Tuvimos una muy buena conversación con las autoridades, y estamos cerca de cerrar este acuerdo”, dijo a este diario digital.

La trama del adeudo de Walmex al SAT por la venta del restaurante a Alsea ha sido tema constante en las conferencias mañaneras del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Apenas el 12 de febrero recordó que la cadena de tiendas minoristas fue uno de los grandes contribuyentes que pagó en 2020 un monto de 8 millones de pesos. Mario Maldonado, columnista de El Universal, aseguró en su aportación al medio que, durante las negociaciones con la dependencia un directivo le planteó al mandatario mexicano cubrir la deuda con despensas.

El Presidente López Obrador se refirió al suceso: “Me acuerdo que le hablé a un empresario de un corporativo extranjero, porque habíamos mantenido una conversación con un grupo de empresarios y le corrí la cortesía de decirle: A lo mejor no te han informado -era un estadounidense, es un estadounidense, entonces yo no hablo inglés, pero tenía yo un traductor- no te han informado que no han pagado, algo así como 10 mil millones de pesos“, contó el mandatario.

La respuesta que el Presidente relató dio pauta al texto de Maldonado, “Walmart y las condonaciones por despensas”. “Me dice: ‘Sí, sí tengo información -yo pensaba que no tenía- sí, sí tengo información. Ya sé que la están pasando mal. ¿Qué le parece, Presidente, si les ayudamos con despensas?’”. El columnista aseguró que, a raíz de la respuesta de este conglomerado internacional, el Presidente López Obrador y su Gobierno promovieron reformas legales para que la defraudación fiscal fuera considerada como un delito grave que se pague con cárcel.

En aquél momento la compañía informó que el adeudo se debía a “supuestos ingresos en la adquisición de bienes” y que la sanción del SAT incluiría actualizaciones de los recargos y las multas. Alsea señaló en aquel momento que “se encuentra evaluando las alternativas legales con que cuenta para impugnar dicha resolución, ya sea por la vía administrativa o judicial”. Sin embargo, destacó que contaba con los elementos suficientes para salir avante de la exigencia del SAT.

Cuando Walmart cubrió su adeudo, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo “es de sabios cambiar de opinión”. Foto: Gobierno de México

ALSE ANUNCIA PÉRDIDAS EN 2020

Alsea, la operadora mexicana de marcas como Starbucks y Vips, registró unas pérdidas netas atribuidas de tres mil 500 millones de pesos mexicanos en 2020, frente a las ganancias de 922 millones de pesos del año anterior, debido a los cierres de establecimientos que las autoridades de los países en los que opera decretaron por la contingencia sanitaria.

Las ventas de la compañía, impactadas por la pandemia, cayeron un 33.4 por ciento durante el ejercicio, hasta los 38 mil 229 millones de pesos, tras el cierre de 185 locales. En esta línea, el efecto en la movilidad como consecuencia de las medidas sanitarias, afectó principalmente a los segmentos de comida casual y restaurantes familiares, donde las marcas más afectadas reportaron niveles de venta de entre el 50 y el 75 por ciento en comparación con 2019.

Dichos impactos se contrarrestaron parcialmente por las ventas de “delivery”, que representaron el 26.7 por ciento de las ventas consolidados, con un importe de nueve mil 300 millones de pesos a lo largo del año.

Los ingresos de la cadena en México, que representaron el 49.9 por ciento de las ventas, disminuyeron un 30 por ciento en comparación con 2019, hasta situarse en los 19 mil 067 millones de pesos.

Entre octubre y diciembre, las ventas netas de la compañía se contrajeron un 25.6 por ciento, hasta los 11 mil 160 millones de pesos, después de presentar una recuperación gradual de la facturación en México y Sudamérica. De su lado, la pérdida neta atribuida del último trimestre fue de 171.9 millones de pesos, frente al beneficio de 386.3 millones de pesos de 2019.

-Con información de Europa Press