La comisión argumentó que la pandemia de SARS-CoV-2 y la caída de los precios internacionales del petróleo durante el 2020 impactaron en sus números durante 2020. 

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).- La Comisión Federal de Electricidad (CFE) tuvo pérdidas netas por 78 mil 919 millones de pesos en 2020, de acuerdo con el informe del cuarto trimestre que envió la empresa el viernes a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La cifra contrasta contrasta con la utilidad neta por 25 mil 673.7 millones de pesos que registró en 2019.

La comisión argumentó que la pandemia de SARS-CoV-2 y la caída de los precios internacionales del petróleo durante el 2020 impactaron en sus números. La dependencia recordó que el año pasado se observó una depreciación del 5.9 por ciento del peso respecto al dólar, al pasar de 18.84 a 19.95 pesos por dólar del 31 de diciembre 2019 a la misma fecha de 2020.

“Este nivel de depreciación del peso mexicano, y el hecho de que la CFE tiene una posición en moneda extranjera pasiva, generó una pérdida por fluctuación cambiaria de 31,770 mdp, lo que afectó el resultado integral de financiamiento, el cual pasó a 90,314 mdp en 2020 en comparación de 27,965 mdp de 2019. Este efecto de valuación de fluctuación cambiaria en el resultado integral de financiamiento revierte la utilidad operativa y origina una pérdida neta de 78,920 mdp”, expuso en un comunicado.

Además, los ingresos acumulados de la CFE al cierre del cuarto trimestre de 2020 fueron de 503 mil 636 millones de pesos, es decir, tuvieron una reducción de 10 por ciento en comparación con la registrada en el mismo periodo de 2019, cuando fueron 56 mil 397 millones.

La empresa a cargo de Manuel Barltett Díaz explicó que se debe a una menor demanda de energía por 12.244 Giga watts/hora, originada principalmente por una disminución en las ventas de energía eléctrica en el sector industrial como resultado de la contingencia sanitaria por SARS-CoV-2, esto a pesar del incremento en el consumo de electricidad en el sector doméstico.

Además, destacó que las tarifas por la energía eléctrica suministrada a los diferentes sectores se han mantenido estables en términos reales, con incrementos menores a la inflación.

“Al cuarto trimestre de 2020, los costos de operación de la CFE sumaron 484 mil 197 mdp, lo que significó un incremento de 4 mil 829 mdp, equivalente al uno por ciento, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este efecto neto obedece a dos factores importantes: una reducción en los costos de energéticos y combustibles de 80 mil 216 mdp y al reconocimiento de las obligaciones laborales por 84 mil 889 mdp derivado de las modificaciones en el contrato colectivo de trabajo para el bienio 2020-2022. Esta última cifra no representó una erogación de flujo de efectivo durante 2020”, agregó.