AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

Wanda jamás llegó a llevarse el cadáver de Visión de las instalaciones de SWORD, y Hayward ha seguido experimentando hasta que, gracias precisamente a los poderes descontrolados de Wanda, ha logrado reanimar el cuerpo del androide.

Madrid, 26 de febrero (Europa Press).- WandaVision, la serie de Bruja Escarlata y Visión ha revelado los verdaderos planes de SWORD, presentando en su octavo capítulo un ¿nuevo? y enigmático personaje dentro del Universo Marvel. El proyecto Cataract ha dado resultado, y eso es la antesala de un buen montón de problemas que están por venir, y que en los cómics ya tienen un importante antecedente.

La escena post-créditos de “En episodios anteriores…” revela qué ocurrió realmente con el cadáver de Visión. Wanda jamás llegó a llevárselo de las instalaciones de SWORD, y Hayward ha seguido experimentando hasta que, gracias precisamente a los poderes descontrolados de Wanda, ha logrado reanimar el cuerpo del sintetizoide.

Es decir, que Wanda no robó los restos de Vision de la base de SWORD, sino que lo creó ella misma, con sus poderes de generación espontánea… esa “magia del caos” de la que habla Agatha Harkness y que la convierte, ahora sí, en “la Bruja Escarlata”. Y mientras ella vivía con su nueva versión de Visión su vida idílica de sitcom dentro de Westview… el director Tyler Hayward continuó intentando reactivar “el arma sentiente más avanzada jamás creada”.

Wanda no robó los restos de Vision de la base de SWORD, sino que lo creó ella misma. Foto: Especial

Es en la escena post-créditos cuando, al fin, los restos de Visión son reactivados gracias a la energía derivada de un objeto, concretamente un proyectil, manipulado por Wanda dentro del Hex. Pero la imagen del Vengador ha cambiado mucho, ahora se trata de una tétrica figura totalmente blanca.

Este “Visión Blanco”, ya ha aparecido en los cómics y, lejos de ser una réplica perfecta del héroe de antaño, es poco más que un cuerpo animado artificialmente, completamente carente de humanidad, como demuestra su rostro, que ha perdido su color púrpura habitual. Puede parecer que es una idea original de WandaVisión, pero en realidad se remonta al cómic Vision Quest publicado en 1989.

La nueva apariencia del sintetizoide responde tanto a la icónica historia creada por John Byrne como a la estética interna del UCM, ya que su gélida mirada y su rostro se asemejan al que lució cuando Thanos le arrancó la Gema de la Mente en Infinity War.

En las grapas, Visión pierde su color tras ser desmantelado. Foto: Especial

En las grapas, Visión pierde su color tras ser desmantelado y vuelto a ensamblar por un equipo liderado por Cameron Brock -manipulado por Inmortus, también conocido como Kang el Conquistador- como respuesta al control del Vengador sobre las armas nucleares de Estados Unidos.

Cuando Wanda encuentra, al igual que en WandaVision, el cuerpo desmembrado de Visión, Hank Pym logra reconstruirlo. Pero en el proceso pierde todo su atisbo de humanidad, y el resultado fue una versión incolora y carente de sentimientos del que antaño fue uno de los personajes más poderosos de Marvel.

Este nuevo Visión es una mera máquina, sin capacidad empática y casi sin voluntad. Un “arma sentiente” que funciona como una marioneta y que ahora, en la trama de WandaVsion, está bajo el control de SWORD.

Volviendo a las viñetas, hay que recordar que la versión malévola del sintetizoide se enfrentó varias veces a los Vengadores antes de volver a su estado original, recuperando su personalidad y su color.

Este nuevo Visión es una mera máquina, sin capacidad empática y casi sin voluntad. Foto: Especial

Todo parece indicar que el último episodio de WandaVisión, que se estrena el 5 de marzo en Disney+, mostrará el enfrentamiento entre las dos versiones de Visión, la blanca y la creada por Wanda. A partir de ahí, las consecuencias no sólo para la pareja, sino para todo el Universo Marvel son impredecibles.