Nestora Salgado ha sido activista y en 2018 se convirtió en Senadora con el partido Morena. Esta noche hizo pública su intención de competir por el Gobierno de Guerrero.

Ciudad de México, 26 de febrero (SinEmbargo).– La Senadora Nestora Salgado García anunció esta noche que buscará ser Gobernadora de Guerrero.

La noticia la dio a conocer después de que la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ) de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) anulara la candidatura de Félix Salgado Macedonio por unanimidad de votos.

La Senadora de Guerrero opinó que ya es tiempo de que Guerrero sea gobernado por una mujer.

“Ya es tiempo de que una mujer, de lucha social, fuerte y, sobre todo, que venga del pueblo, gobierne Guerrero. Con el acompañamiento del pueblo, levanto la mano para encabezar la #4T en mi estado y sentar las bases para un Guerrero más próspero, justo e igualitario”, escribió esta noche en sus redes sociales.

Con la decisión de la CNHJ, la candidatura de Félix Salgado Macedonio queda nula, luego de que en las últimas semanas el también exedil de Acapulco y Senador con licencia fue señalado por, al menos, cinco casos de agresiones sexuales a mujeres.

Nestora Salgado García fue comandanta de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, y en 2018 ganó un puesto como Senadora de la República con Morena.

La activista estuvo presa durante más de dos años y fue exonerada por un juez en 2016.

Salgado se crio en Olinalá, un pueblo serrano de granjeros y artesanos en Guerrero. Se mudó a Estados Unidos cuando tenía alrededor de 20 años, estableciéndose en el área de Seattle, donde trabajó como mesera y limpiando apartamentos. Eventualmente comenzó a hacer viajes de regreso a su población natal, y luego se involucró con la policía comunitaria, tras el asesinato de un taxista que se negó a pagar por protección a un cártel.

La ley permite que Olinalá y otras comunidades indígenas de Guerrero organicen sus propias fuerzas policiacas.

Salgado fue acusada de secuestro en conexión con el arresto de varias adolescentes, que eran sospechosas de traficar drogas, y de un funcionario de la localidad que supuestamente intentaba robar una vaca en la escena de un doble homicidio. El Gobierno del estado de Guerrero informó tras el arresto que las autoridades habían recibido quejas de los familiares de las víctimas de seis secuestrados, incluyendo tres menores de edad, y que incluso se les había pedido dinero a cambio.

Salgado, quien cuenta con nacionalidad mexicana y estadounidense, fue arrestada en agosto de 2013 después de que gente detenida por su grupo argumentó que habían sido secuestrados. Un Juez federal la absolvió de dichos cargos, pero un caso estatal relacionado la mantuvo en prisión.

La Clínica Internacional de Derechos Humanos de la Escuela de Derecho de la Universidad de Seattle llevó su caso ante el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de la ONU, en Ginebra, Suiza. En 2016, el panel de cinco miembros calificó el arresto como arbitrario y señaló que México debía liberarla y compensarla por la violación de sus derechos humanos.

–Con información de AP.