Los libros que te dejan una huella imborrable. Foto: Shutterstock

Los libros que te dejan una huella imborrable. Foto: Shutterstock

La periodista y lexicóloga Laura García Arroyo, una de las conductoras de La dichosa palabra, tiene libros que nunca presta. Esos son sus entrañables

Ciudad de México, 26 de marzo (SinEmbargo).- Es difícil escoger una lista de 10 libros entrañables entre tanta lectura que me ha dado placer, pero me dejé llevar por la premisa de los libros “que nunca presto porque tienen un lugar especial en mi librero”. Son libros a los que regreso, que consulto, que disfruté de principio a fin y que me dejaron huella por alguna u otra razón. Podrían ser más, pero estos fueron los 10 que me sonrieron primero desde los anaqueles de mi estudio.

1 Selma

Una oda a la felicidad, un recordatorio de los detalles como base para disfrutar la vida, una historia sencilla y brutalmente honesta. Unas ilustraciones maravillosas y un mensaje que deberíamos releer todas las noches antes de irnos a dormir.

2 Caminar

Una de esas joyas que uno descubre al visitar una librería sin rumbo literario fijo, un ejemplar que te atrae desde que llega a tu rango de visión. Amo los libros que hablan del movimiento. Aunque para leer haya que estar sentado o quieto, este texto es una oda al paseo, ala caminata, al movimiento y ala observación del peatón. Un libro que siempre puede acompañarte al caminar, al viajar, al moverte en tu mundo.

3 SedaDe este autor podría elegir varios pero me quedo con el primer título que llegó a mis manos, porque me hizo viajar con la mente y crear mundos que nunca vi y eso va muy de la mano de lo que es leer para mí. Océano mar podría ser su gemelo y aparecer también en este apartado.

4 Mi-antología

Descubrí a este autor hace poco y desde entonces leo todo lo que veo de él. Sus forismos, sus imágenes con las palabras, sus versos… reunir todo eso en una antología me parece un buen motivo para tener este libro.

5 Y-hasta-aquí

No soy gran lectora de poesía y que este libro me captara de la manera que lo hizo, me sorprendió y llenó desde la primera página. Descubrir los versos de esta autora polaca fue un deleite y un regalo para los sentidos.

6 Grandes-maniobras-en-miniatura

Casar me acercó a la poesía como nadie. Su escritura ágil, llena de ventanas que se abren ante ti y con esas imágenes que te dejan soñando despierto tras leer cada verso hacen gozar sus páginas como pocas lecturas. Esta edición, difícil de encontrar, diseñada con ingenio y con un compendio exquisito de su pluma es un tesoro que conservo con orgullo.

7 Conferencia-sobre-la-lluvia

El título, la edición, el tema, el misterio que guardan sus páginas a medida que se avanza la lectura, los guiños con el lector… la biblioteca como entorno emocional… todo en este monólogo resulta encantador.

8 Zoom

Un libro sin letras, unas ilustraciones que te llenan de texto. La perspectiva como modo de ver las cosas, de reflexión. Se complementa perfectamente con su segunda parte Re-zoom, y juntos nos dan una lección para relativizar nuestro entorno. Entretenido, provocador, mágico y perfectamente concebido.

9 Cuentos-macabros,-de-Edgar-Allan-Poe

A veces me gusta tanto el contenido como el continente y este libro es un perfecto ejemplo. Una obra de arte hecha libro. Su diseño en negro, las ilustraciones impecables y un talento reunido que hacen recorrer las páginas con expectación, deseo, sorpresa y satisfacción.

10 Instrucciones-para-vivir-en-México

Debería haberlo leído nada más aterrizar en este país, pero creo que su lectura varios años después de haberme instalado aquí le dio un cariz y una interpretación especial. De un humor e ingenio sublimes, adentrándose en la idiosincrasia de una manera aguda y muy atractiva, cada capítulo me llevó a un recuerdo personal. Soberbio.

Laura García Arroyo y sus lecturas preferidas. Foto: Especial

Laura García Arroyo y sus lecturas preferidas. Foto: Especial

¿Quién es Laura García Arroyo? Española de nacimiento, se naturalizó mexicana en 2007. Estudió Traducción e Interpretación en Madrid, aunque ha dedicado toda su vida al mundo editorial. Dirigió una colección de diccionarios escolares para Ediciones SM en México, donde llegó en 2000. Colabora escribiendo en diversos medios pero su labor principal la desarrolla en Canal 22 desde 2003 con el programa sabatino de La dichosa palabra. Desde hace tres años participa en MVS Radio difundiendo el idioma. En diciembre de 2015 publicó #Enredados, un libro en el que analiza el lenguaje en internet y las redes sociales como plataformas para leer y escribir.