El Infonavit destacó que con estas medidas se dará un impulso económico de 19 mil 326 millones de pesos, en beneficio de las y los trabajadores del país. Los recursos saldrán de las provisiones y reservas con las que cuenta el instituto.

Ciudad de México, 25 de marzo (SinEmbargo).- El Insisto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) anunció cuatro medidas para salvaguardar la solvencia económica de las y los trabajadores mexicanos, durante la contingencia del COVID-19.

“Para el Infonavit es una prioridad salvaguardar la solvencia económica de las y los trabajadores de México, ante la pérdida de empleos, suspensión de labores y disminución de su ingreso provocado por la crisis sanitaria por la propagación del COVID-19”, señaló en un comunicado.

La dependencia añadió que las medidas se implementarán a partir del 15 de abril y apoyarán tanto a las familias de derechohabientes, como a pequeñas y medianas empresas.

La primera de ellas es la disposición de 7 mil 326 millones de pesos para el seguro por desempleo de los trabajadores. Con ello se permitirá cubrir los pagos de hasta tres meses de aquellos acreditados que puedan perder su empleo.

“Los acreditados no tendrán que cubrir ningún copago asociado y este beneficio podrá ser solicitado a partir del 15 de abril, para hacerlo efectivo sobre las mensualidades de mayo, junio y julio”, añadió.

La segunda medida será el otorgamiento de diferimientos de pago de las mensualidades hipotecarias, capital e intereses, con congelamiento de saldo, para cualquier acreditado que debido a la coyuntura, vea afectada su continuidad laboral o ingreso, y lo solicite al Infonavit.

“Bajo esta solución, se otorgará un periodo inicial de tres meses para retomar el pago de la hipoteca, periodo que podrá ampliarse hasta por tres meses más; es decir, que habrá hasta 6 meses de prórroga para continuar con la amortización del financiamiento, sin cobro de intereses”, apuntó.

La tercera forma de apoyo será la aplicación de hasta el 25 por ciento del factor de pago a los trabajadores cuyas empresas se declaren en paro técnico. Esto se podrá aplicar hasta por u periodo de 12 meses, dependiendo de las condiciones del crédito.

El cuarto elemento es la afiliación de los trámites de verificación de obra y firma de los créditos, con el fin de “no frenar la oferta de vivienda y la colocación hipotecaria”.

Con ello, añadió, se ayudará a la rápida generación de oferta de inmuebles y a aminorar los efectos de la posible crisis económica.

El Infonavit destacó que con estas medidas se dará un impulso económico de 19 mil 326 millones de pesos, en beneficio de las y los trabajadores del país.

Los recursos saldrán de las provisiones y reservas con las que cuenta el Infonavit.