México, 26 Abr. (Notimex).- A una semana de haber tomado por la fuerza la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los jóvenes inconformes pidieron a las autoridades de esa casa de estudios un diálogo resolutivo en torno a la situación.

A través de un pronunciamiento que leyeron a la entrada de Rectoría, los inconformes indicaron que sus demandas son justas y no sólo radican en las expulsiones de sus cinco compañeros del CCH Naucalpan, sino en la defensa de la educación pública y gratuita.

“Nuestra postura es y seguirá siendo la misma, el diálogo es la única alternativa para la resolución de los conflictos de esta universidad, consideramos que un diálogo en que ambas partes puedan manifestar sus inconformidades y exigencias será la respuesta para esta situación”, apuntaron.

“Nuevamente exhortamos a un diálogo resolutivo para avanzar y salir del abismo, a la no confrontación entre universitarios, a no utilizar la violencia como método para resolver estos conflictos”, agregaron.

Los encapuchados también se declararon en apoyo total a los maestros de Guerrero, Oaxaca y Michoacán, a las normales rurales, pese a que un grupo opositor de universitarios de manera paralela a su pronunciamiento se mostraba en contra de sus acciones.

Los inconformes expresaron también su oposición a los puntos de la reforma educativa que según ellos pretende cambiar el modelo actual de los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH).