A través de un comunicado se informó que el Presidente de Estados Unidos Donald Trump habló con el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau y el Presidente de México Enrique Peña Nieto, donde descartó la versión que circuló este día en varios medios de comunicación nacional.

Ciudad de México, 26 de abril (Sin Embargo).– La Casa Blanca informó que por el momento Estados Unidos no tiene la intención de retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

A través de un comunicado se informó que el Presidente de Estados Unidos Donald Trump habló con el Primer Ministro de Canadá Justin Trudeau y el Presidente de México Enrique Peña Nieto, donde descartó la versión que circuló este día en varios medios de comunicación nacional que citaban a fuentes de la Casa Blanca.

Trump “acordó no rescindir el TLCAN en esta ocasión”, dijo la Casa Blanca en una transcripción de las llamadas telefónicas entre los gobernantes.

En cambio, el Presidente de México y el Primer Ministro canadiense Justin Trudeau “acordaron proceder con prontitud, de conformidad con sus procedimientos internos, para facilitar la renegociación” del acuerdo para “beneficio de los tres países”.

De acuerdo con el comunicado, las llamadas fueron “agradables y productivas”.

“Es un privilegio para mí poner el TLCAN al día a través de su renegociación. Es un honor tratar con el presidente Peña Nieto y con el primer ministro Trudeau, y creo que el resultado final hará que los tres países sean mejores y más fuertes”, apuntó Trump en la nota difundida por la Casa Blanca.

Minutos más tarde, la Presidencia de la República emitió también un comunicado en el que confirmaba la llamada entre Peña y Trump, y aseguraba que “los mandatarios coincidieron en la conveniencia de mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y trabajar junto con Canadá, para llevar a cabo una exitosa renegociación, para beneficio de los tres países”.

Este anuncio llega el mismo día en el que medios estadounidenses informaron que la Casa Blanca consideraba una retirada unilateral del TLCAN con base en un borrador de orden ejecutiva al que tuvieron acceso.

Mediante esta orden ejecutiva, el Gobierno de Trump recurriría a la cláusula incluida en el pacto comercial en vigor desde 1994 que permite la salida de uno de los miembros seis meses después de una notificación formal y previa a los otros participantes.

Trump había dirigido a México sus más duras críticas sobre los efectos dañinos del TLCAN para Estados Unidos, pero en los últimos días el mandatario se ha centrado en acusar a Canadá de perjudicar a los agricultores y productores de leche estadounidenses.

El Secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, aseguró esta semana que el país no renegociará el TLCAN desde una posición “de debilidad”, sino que lo hará desde una “realista” en la que Estados Unidos y México se necesitan mutuamente.

-Con información de EFE y AP