La historia del juego nos lleva a un mundo donde el “mana” representa parte fundamental de la vida del planeta, básicamente su fuente de energía. El planeta fue creado en tiempos antiguos por la “diosa mana” que derrotó a ocho bestias de la destrucción y los capturó en piedras de mana antes de convertirse en árbol y caer en un sueño profundo.

Ciudad de México, 26 de abril (SinEmbargo).- Han pasado poco más de 25 años desde el lanzamiento original en occidente del juego conocido como Seiken Densetsu 3, secuela canónica de Secret of Mana que llegó al Nintendo Entertainment System (NES) o Super Famicom, desarrollado por Squaresoft (conocida actualmente como Square Enix), siendo rápidamente uno de los juegos favoritos de la serie y un RPG aclamado por la crítica. Trials of Mana marca su regreso en una nueva generación de consolas con un remake en 3D que cumple con las expectativas de viejos y nuevos consumidores.

La historia del juego nos lleva a un mundo donde el “mana” representa parte fundamental de la vida del planeta, básicamente su fuente de energía. El planeta fue creado en tiempos antiguos por la “diosa mana” que derrotó a ocho bestias de la destrucción y los capturó en piedras de mana antes de convertirse en árbol y caer en un sueño profundo. Trials of Mana, comienza cuando esta energía antigua comienza a desvanecerse y con ello la paz del mundo se ve amenazada por personas que quieren liberar a las bestias de la destrucción.

Al iniciar del juego tendrás que escoger tu personaje principal y los acompañantes que estarán contigo a lo largo del juego, podremos seleccionar entre 6 personajes: Duran, Angela, Kevin, Charlotte, Hawkeye y Riesz, cada uno de ellos cuenta con habilidades únicas y armas diferentes, además de atributos que van de la mano con sus habilidades, por ejemplo, Duran está más enfocado en el combate cuerpo a cuerpo, por lo que una espada y un escudo serán sus principales herramienta y sus atributos estarán más enfocados en la fuerza y el aguante; por otro lado, un personaje como Angela está enfocado en los ataques a distancia y la magia, por lo que su arma principal es una varita y sus atributos más fuertes son el espíritu y el intelecto. Cada uno podrá complementar a los otros dos, por lo que es recomendable que cuando selecciones a tu equipo, tengas un balance entre cada uno de tus personajes.

El diseño del juego como parte del remake es una de las partes fundamentales de esta entrega. Foto: Especial

Esta es una aventura que durará poco más de 30 horas de juego donde podrás escoger entre 4 dificultades diferentes, desde lo más casual con una dificultad novato y fácil, si buscas una experiencia más balanceada la dificultad normal es para ti, pero si lo que buscas es un desafío el nivel difícil será tu elección. Si quieres conocer la historia por completo tendrás que acabar el juego aproximadamente un mínimo de tres veces, ya que hay personajes relacionados con el mismo villano, pero para poder experimentar la historia desde diferentes ángulos y perspectivas tendrás que realizar varias combinaciones de los personajes previamente mencionados y así podrás llegar a experimentar hasta 12 finales diferentes.

El soundtrack del juego original corre a cargo de Hiroki Kikuta, quien había trabajado en Secret of Mana, siendo uno de los compositores principales en la serie y un referente de la época para juegos RPG. En este remake, el soundtrack mantiene su esencia original, lo que se convierte en uno de los puntos más fuertes del juego, que si bien se siente como un RPG moderno adaptado a las necesidades y cualidades del mercado actual y puede resultar no tan fiel a su entrega original, hace un gran trabajo para mantener su esencia.

El combate en Trials of Mana es divertido y dinámico, además de que ocurre en tiempo real; cada personaje se juega de forma distinta, algunos enfocados a un combate cuerpo a cuerpo, ataques a distancia o simplemente haciendo uso de una gran variedad de hechizos. Todos y cada uno de los atributos de nuestros personajes, como fuerza, inteligencia, sabiduría y más, podrán ser incrementados gracias al uso de nuestros puntos de entrenamiento, los cuales podremos obtener a lo largo del juego. De igual forma, podrás ir mejorando tus habilidades, además de tener la opción de cambiar de clase y elegir entre dos caminos: uno enfocado a la luz y otro a la oscuridad, los cuales definirán la forma en que ataques y las habilidades que utilizas, pero para esto, también requeriremos de orbes, un elemento esencial que podremos obtener al derrotar enemigos y los cuales te ayudarán a aprender nuevos movimientos.

Esta es una aventura que durará poco más de 30 horas de juego. Foto: Especial

El diseño del juego como parte del remake es una de las partes fundamentales de esta entrega, ya que, además de desarrollarse en un entorno 3D, los modelos de nuestros personajes, escenarios y efectos especiales, lucen increíbles con ciclos de día y noche, cambios de iluminación y zonas del juego que cuentan con ambientaciones únicas, es importante recordar que esto dependerá un poco de la plataforma en la que juegues; podemos decir que la versión de Nintendo Switch es la más inferior, siendo las versiones de PS4 y PC las que mejor explotan sus cualidades gráficas, sin embargo, también podemos asegurar que sigue siendo igual de divertido e interesante independientemente de dónde juegues el título, de hecho, nosotros disfrutamos muchísimo jugar la versión portátil en el Nintendo Switch.

Este remake de Trials of Mana logra tomar la esencia del juego y plasmarla en un juego enfocado en la generación actual de consolas y, aunque hay cambios técnicos que representan ajustes nuevos en la serie, este remake hace justicia al juego original, posicionándose nuevamente como uno de los mejores RPG´s que tenemos en el mercado.