Presentación de medidas sanitarias para las elecciones.

“El INE es una conquista ciudadana, no del Gobierno, y mucho menos de los partidos políticos”. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

México no puede ir para atrás. ¡Jamás!

El Instituto Nacional Electoral, de acuerdo a la reforma constitucional –publicada el 10 de febrero de 2014 en el Diario Oficial de la Federación-, es el organismo público autónomo del Estado Mexicano responsable de organizar elecciones federales: la del Presidente de la República, diputados y senadores que conforman el Congreso de la Unión y, coordinadamente con los organismos electorales estatales, las elecciones en los 31 estados y en la Ciudad de México.

Su tarea tiene una responsabilidad máxima que todos, mexicanos y mexicanas, debemos entender, respetar y defender. El INE es nuestra voz, ojos y oídos como ciudadanos y ciudadanas para organizar y dar fe de la legalidad de todos los procesos electorales.

El INE es una conquista ciudadana, no del Gobierno, y mucho menos de los partidos políticos. Es, indiscutiblemente, uno de los más importantes logros civiles en el proceso constructivo de nuestra vida democrática.

Sin embargo, recientemente diferentes actores políticos han golpeado al INE, y a algunos consejeros y consejeras, por la decisión de retirar el registro oficial a unos 50 candidatos y candidatas a puestos de elección popular que incumplieron con las normas electorales.

A mí me queda absolutamente claro: las leyes no han cambiado, simplemente se ejercen, se respetan y se hacen respetar. ¡Nada más es eso lo que anima al INE!

En tales condiciones de hostilidad me parece que no defender al INE es no defendernos como mexicanos. Y quien lo abusa o violenta nos violenta a todos… ¡Y no podemos, ni debemos permitirlo!

En este marco, y a la luz de las evidencias de acciones que pretenden enrarecer el clima electoral nacional, les recuerdo: México no puede ir para atrás. ¡Jamás! Nadie puede detenernos ni dividirnos como comunidad. Como ciudadanos y ciudadanas nosotros ya hacemos hoy nuestra parte. Ahora les toca a las y los gobernantes hacer la suya.

Creo firmemente que México requiere gobernantes con un fuerte liderazgo y una incuestionable capacidad de convocar a la unidad. ¡Basta de divisiones! ¡Somos un solo México! Lleno de fortalezas y oportunidades, ¡sí!, y únicamente juntos, y con esquemas de diálogo, vamos a lograr sostenerlo.

México necesita líderes progresistas y con una clara visión de desarrollo que nos lleve a nuestro mejor destino, para potenciar el millar de cualidades de las y los mexicanos, y nuestro territorio.

México también necesita gobernantes que nos inspiren a ser mejores siempre… ¡mejores personas y mejores ciudadanos!

No podemos permitir que quien nos gobierne deseche nuestra cultura, nuestra historia y el largo camino que llevamos recorrido, que tantas vidas ha cobrado de ciudadanos valiosos, entregados y comprometidos con este país.

Como mujer, como empresaria, como mexicana de pies a cabeza, estoy consciente que nadie puede ni debe desechar la base estructural en la que hemos construido nuestra democracia.

Aquí y siempre, en México, debemos darle continuidad a los grandes proyectos que se han puesto en marcha en todo nuestro territorio. Y proteger a toda costa a instituciones como el INE.

También debemos colocar al centro de todo a las y los ciudadanos, no en la marginalidad de las políticas públicas, acciones y decisiones. Estas próximas elecciones son la oportunidad de conciliar los intereses y visiones de las distintas fuerzas políticas para garantizar un balance justo y equitativo en el poder. #OpiniónCoparmex

Para mí es simple: México no puede ir para atrás. ¡Jamás!