43 personas murieron en el enfrentamiento de Ecuandureo, Michoacán. Foto: Cuartoscuro.

43 personas murieron en el enfrentamiento de Ecuandureo, Michoacán. Foto: Cuartoscuro.

Ciudad de México, 26 de mayo (SinEmbargo).– La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió un expediente de queja por el enfrentamiento entre fuerzas federales y presuntos delincuentes ocurrido en los municipios de Tanhuato y Ecuandureo, en Michoacán, que dejó un saldo de 42 muertos por parte del bando criminal y un policía federal fallecido.

Mediante un comunicado de prensa, el organismo autónomo que encabeza Raúl González Pérez solicitó a las autoridades involucradas la rendición de informes pormenorizados. Familiares de las 42 personas abatidas la semana pasada dijeron en entrevista con agencias internacionales que lo ocurrido en el Rancho El Sol fue una ejecución masiva.

Al respecto, la CNDH informó que “han sido integradas al expediente diversas actas circunstanciadas y materiales gráficos que serán valorados de forma integral con el contenido de los informes que rindan las autoridades a las que se les han requerido, así como con las demás constancias y elementos que se obtengan en las subsecuentes gestiones que se realicen para conocer la verdad de estos hechos”.

La Comisión repudió “el clima de violencia e inseguridad que en los últimos meses se ha vivido en algunos estados de la República, dentro del cual se han generado diversos hechos que demandan ser plenamente aclarados, como lo son los de Tanhuato y los ocurridos el pasado 6 de enero en Apatzingán, también en el estado de Michoacán”.

La CNDH reiteró la necesidad de que todas las investigaciones que se realicen cumplan con los atributos de objetividad, imparcialidad y exhaustividad, para evitar incurrir en violaciones a derechos humanos y se propicie que efectivamente se llegue a la verdad.

El Comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, aseguró este lunes que en el enfrentamiento del viernes pasado en Michoacán no hubo una sola ejecución de los criminales. Dijo que ”hubo un enfrentamiento demostrado” y refirió que se invitó a los criminales a rendirse, lo cual fue rechazado por el bando contrario.

No obstante, familiares de los 42 presuntos criminales abatidos el viernes pasado dijeron a AP que luego de ver en la morgue cómo quedaron los cuerpos de sus hermanos, esposos o hijos no creen que se haya tratado de un enfrentamiento.

Los familiares de los fallecidos dijeron al medio bajo condición de anonimato que acudieron a Rancho El Sol por trabajo. La agencia menciona el caso de Juan Enrique Romero Caudillo, de 34 años, quien de acuerdo con un familiar “había conseguido una chamba para dar mantenimiento a un rancho”. Sobre Mario Alberto Valencia Vázquez, de 22 años, un pariente refirió que “le ofrecieron trabajo en el rancho y se vino”.

En una entrevista para AFP, Víctor Hugo, cuyo hermano Luis Alberto estaba entre los muertos el viernes, dijo que “no fue un enfrentamiento, fue una masacre”. El reporte de la agencia francesa refiere que los familiares de los occisos dudan del enfrentamiento.

La mayoría de las familias que acudieron este domingo al Servicio Médico Forense de Morelia son provenientes de Ocotlán, Jalisco, y dijeron a la agencia que muchos de los hombres que fueron asesinados eran agricultores que habían ido a Michoacán para encontrar trabajo.

Reynoso dijo que su hermano era “tranquilo” y quería estudiar, pero “fue a trabajar” después de que no pudo conseguir acceder a alguna universidad. ”Quienquiera que eran, o la manera en que murieron, no es ninguna razón para que pasemos por esto”, dijo. También afirmó que los cuerpos en la morgue fueron tratados “como animales”.

“Nos dijeron que no había refrigeración, pero sólo hay espacio para 11 personas. Los otros están allí tumbados, en descomposición”, dijo una mujer a la AFP, quien quiere el cuerpo de su hijo.