En el caso de Brasil, los modelos muestran que “las muertes diarias crecen exponencialmente” con un pico de cerca de 8 mil 300 muertes para agosto, dijo. En el caso de Cuba, señaló, los modelos muestran un descenso de casos.

MIAMI (AP) — La Organización Panamericana de la Salud advirtió que en México los casos por la COVID-19 continuarán en aumento en la siguientes semanas; a la par, expresó su preocupación por la situación que se vive en Brasil, Chile y Perú.

“Vamos a tener unas semanas muy duras por delante”, expresó Jarbas Barbosa, subdirector de la OPS, en la conferencia semanal virtual del organismo.

Clarisa Etienne, directora de la organización, explicó que en la última semana Latinoamérica superó a Europa y Estados Unidos en la cantidad de casos de personas infectadas diariamente. Dijo que la organización está “especialmente preocupada” por la situación en Brasil, que la pasada semana registró la mayor cantidad de casos en un periodo de siete días desde que empezó la pandemia. También en Chile y Perú se ha incrementado la incidencia, indicó, una señal de que la transmisión también se ha acelerado allí.

“Ahora no es el momento de relajar las restricciones”, advirtió Etienne. “Ahora es el momento de estar fuerte, de mantenerse vigilante, y de implementar las medidas de salud pública que han sido probadas… y que hemos aprendido de otras regiones”, sostuvo.

En el continente americano más de 2.4 millones de personas se han contagiado del virus, incluyendo a Estados Unidos, el país con más muertos e infectados del mundo. A nivel regional, más de 143 mil han muerto, de acuerdo con la OPS, que sospecha que las cifras podrían ser incluso más elevadas.

En la última semana se ha registrado unos 15 mil 800 casos de enfermos por día, un aumento del 5% con respecto a la semana anterior. Chile, por su parte, ha tenido más de 4 mil 900, lo que representa un incremento del 7%; y Perú 4 mil 200 casos diarios, una suba del 4 por ciento, dijo Etienne.

Tras aclarar que los modelos de proyecciones tienen limitaciones y pueden cambiar por las medidas que se implementen, Etienne dijo que las expectativas para las próximas semanas y meses no son alentadoras en gran parte de los países de Latinoamérica.

En México, dijo, se espera que los casos sigan aumentando. Podría haber una aceleración en Guatemala y El Salvador, y un “fuerte” incremento en Nicaragua, señaló. En Sudamérica, Brasil, Perú, Chile, Ecuador, y Venezuela siguen en suba, mientras que en Bolivia y Paraguay se ve una leve caída de los casos, dijo la directora de la OPS.

En el caso de Brasil, los modelos muestran que “las muertes diarias crecen exponencialmente” con un pico de cerca de 8 mil 300 muertes para agosto, dijo.

En el caso de Cuba, señaló, los modelos muestran un descenso de casos.

Marcos Espinal, el director del departamento de Enfermedades Transmisibles de la OPS, advirtió que uno de los problemas en Sudamérica es que los países aún no realizan suficientes pruebas para detectar a los enfermos.

“Necesitan incrementar la capacidad para hacer tests”, expresó Espinal. “Es la única forma de que podamos tener un panorama claro de la situación”.