La caída de Televisa lleva tiempo gestándose, a finales de junio de 2015 sus acciones cotizaron en máximos históricos al alcanzar los 122.86 pesos, pero desde aquél momento las acciones de la televisora han bajado más del 73 por ciento por ciento y ahora cotizan sobre los 32.79 pesos.

El descenso en las acciones de Televisa se debe a factores macroeconómicos, pero también, pero también por el plan de austeridad del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que impuso recortes al gasto público que alcanzaron a la publicidad en medios.

Ciudad de México 26 de junio (SinEmbargo).- Grupo Televisa se mantiene como una empresa líder en la industria del entretenimiento televisivo en México, pero sus títulos se han devaluado fuertemente durante los últimos meses. Desde el inicio de 2019, las acciones de Grupo Televisa SAB Unit (TLVACPO) en la Bolsa Mexicana de Valores han perdido hasta el 34 por ciento de su valor.

Pese a que se mantiene como la mayor creadora de contenidos de habla hispana a nivel mundial, su desempeño al interior del IPC (S&P/BMV IPC) regresó a su nivel más bajo, no alcanzado desde mayo de 2005, de acuerdo con información publicada por Bloomberg.

Las pérdidas de Grupo Televisa han ocurrido en el contexto de ganancias en la primera plaza bursátil de México, que a lo largo de 2019 ha conseguido crecer 5.2 por ciento. Pero también en el marco de una serie de restricciones y recortes económicos nacidos en la nueva administración federal, que retiró apoyos gubernamentales a la empresa.

El descenso en las acciones de Televisa se debe a factores macroeconómicas, pero también se ha visto relacionado con la aplicación del plan de austeridad del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que impuso recortes al gasto público que alcanzaron a las concesiones de publicidad en medios.

Imagen: Investing.

La empresa ha reconocido que el otorgamiento de contratos de publicidad con el Gobierno mexicano le significó, sólo en 2018, el 11 por ciento de sus ingresos en esta materia y en total, el 2 por ciento de sus ingresos consolidados, destacó Bloomberg. Sin embargo, con las políticas del Gobierno actual, la empresa previó en su entrega de resultados del mes de abril, que sus entradas se reduzcan al 50 por ciento durante lo que queda de 2019.

Hasta febrero de 2019, los títulos de la casa productora se mantuvieron estables, pero en ese mes una “revisión estratégica” de la compañía indicó que la venta de activos no agregaría ningún valor.

Alfonso de Angoitia, codirector ejecutivo, explicó a Bloomberg que la evaluación también tomó en cuenta las implicaciones fiscales, la pérdida de sinergias y el modelo de integración vertical ocurrido en diversas empresas del ramo a nivel mundial.

Pero la caída de Televisa lleva tiempo gestándose, a finales de junio de 2015 sus acciones cotizaron en máximos históricos al alcanzar los 122.86 pesos. Entonces, su capitalización bursátil superó los 350 mil millones de pesos, pero desde aquél momento las acciones de la televisora han dejado más del 73 por ciento por ciento y ahora cotizan sobre los 32.79 pesos, por lo que su valor en bolsa está en torno a los 100 mil millones.

Las acciones de la empresa también se han visto afectadas por un debilitamiento en el desarrollo económico mexicano y los recortes del Gobierno a las concesiones de publicidad, de acuerdo con David Joyce, analista de Evercore ISI, consultado por Bloomberg.

El analista destacó que para Televisa la incertidumbre ha afectado más a sus títulos que a “los fundamentos afecten a la compañía”.

En mayo, el Grupo anunció la colocación de un bono de deuda de 750 millones de dólares ante la Comisión de Valores de Estados Unidos, con una tasa de 5,250 por ciento y vencimiento en 2049.

El grupo anticipó que los recursos brutos provenientes de la oferta, antes del descuento por colocación y otros gastos de la misma, serían de 739.4 millones de dólares, con los que planeó realizar el pago anticipado o recompra de deuda existente.

Al 31 de marzo pasado, la empresa reportó una deuda total de 121,002 millones de pesos (6,361.8 millones de dólares), una disminución de 970 millones pesos (50.9 millones de dólares) con respecto al cierre de 2018. Durante el primer trimestre del año logró 858.1 millones de pesos (45.1 millones de dólares) de beneficio neto, un 13.8 por ciento menos con respecto al mismo periodo de 2018.

Además, en el primer trimestre del 2019, las ventas netas de Televisa alcanzaron 23,395.2 millones de pesos (1,230 millones de dólares), con un aumento del 2.6 por ciento en comparación con el resultado obtenido en el mismo trimestre de 2018.

Los rumores de la posibilidad de ingreso del empresario Carlos Slim, por medio de su empresa América Móvil SAB, al mercado de las televisoras podría afectar también los precios de los títulos de Televisa, puesto que podría dar pie a entornos de mayor competencia en los proveedores de televisión de paga, destacó Arturo Langa, de Itaú BBA, en una nota a principios de este mes.

Grupo Televisa es la empresa cuyos títulos han registrado mayores pérdidas en los primeros meses de Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Televisa distribuye el contenido que produce a través de varios canales de televisión abierta en México y en más de 75 países, a través de 26 marcas de canales de televisión de paga y canales de televisión, operadores de cable y servicios adicionales por internet (“OTT”, por sus siglas en inglés).

En Estados Unidos, el contenido audiovisual de Televisa se distribuye a través de Univisión.