De acuerdo con el estudio, la reserva podría recorrer desde la costa de Massachusetts hasta Nueva Jersey, y abarcaría alrededor de 350 kilómetros de la costa del Atlántico.

Ciudad de México, 26 junio (SinEmbargo).- Geólogos de la Universidad de Columbia, en Nueva York, dieron a conocer que la costa noroeste de Estados Unidos alberga la reserva de agua dulce más grande de todo el mundo.

Los investigadores afirmaron que en el océano Atlántico reposan cerca de 3 mil kilómetros cúbicos de agua dulce atrapada en sedimentos porosos bajo el agua salada de mar.

A pesar de que los investigadores sospechan que los depósitos de agua dulce son abundantes, no existe información precisa sobre sus volúmenes y su distribución en el planeta.

Para la investigación de campo los geólogos se apoyaron con ondas electromagnéticas. Foto: EFE

De acuerdo con el estudio, la reserva podría recorrer desde la costa de Massachusetts hasta Nueva Jersey, y abarcaría alrededor de 350 kilómetros de la costa del Atlántico.

Para la investigación de campo los geólogos se apoyaron con ondas electromagnéticas, ya que el agua salada es mejor conductora de la radiación en comparación con la dulce. Gracias a las señales de baja conductancia pudieron concluir que bajo el agua de mar había agua dulce.

Los expertos creen que el agua dulce pudo llegar a los sedimentos de dos formas. La primera teoría señala que durante la Era de hielo grandes cantidades de agua dulce se quedaron atrapadas y, la segunda, apunta que los depósitos se alimentan de la lluvia que se filtra en los sedimentos de la tierra.

A pesar del descubrimiento, el estudio deja claro que no se serviría para el consumo inmediato ya que con el paso del tiempo se ha ido mezclado con el agua salada. Sin embargo, el costo del proceso de desalinización sería menor que el del agua de mar.

Este hallazgo sugiere que las reservas podrían abastecer a lugares áridos donde la necesitan urgentemente.