Lo ocurrido con la pandemia llevó a los hoteles a establecer protocolos de seguridad y limpieza para garantizar la estadía de los huéspedes. La certificación internacional “Safe Sanctuary” incluye protocolos de seguridad y bienestar desarrollados junto a la compañía belga Bureau Veritas, certificación que Banyan Tree implementa en Mayakoba.

Ciudad de México, 26 de junio (SinEmbargo).- Tras el cierre temporal de diversos negocios debido a la pandemia, varios de ellos comienzan a reabrir sus puertas adecuándose a las medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus clientes. Uno de estos casos es el de Banyan Tree Mayakoba que enfrenta la contingencia con la aplicación del programa y certificación internacional “Safe Sanctuary” que incluye protocolos de seguridad y bienestar desarrollados junto a la compañía belga Bureau Veritas. Un dato importante es que el grupo asiático de hospitalidad de lujo reafirma su compromiso con México y continua con su inversión de 50 millones de dólares en Mayakoba a través de la inauguración de 40 nuevas villas y un club de playa.

Banyan Tree Mayakoba es el primer Santuario Seguro de México y cuenta con la la certificación Cristal International Standards, otorgada por los mejores inspectores de salud e higiene de México; por el momento opera al 30 por ciento de su capacidad y brinda especial atención a todos los momentos claves en la visita de las personas, desde la llegada al aeropuerto desde donde se les transporta en un vehículo desinfectado, se limpian zapatos y maletas, el check-in en el hotel ya es digital, esto para tener el menor contacto posible.

“El hotel se abrió bajo la perspectiva de ‘Safe Sanctuary’, es una certificación que hizo Banyan Tree a nivel global y que empezó en Asia, que es donde tenemos la mayoría de nuestros hoteles, de la mano de grupo Veritas, una empresa belga que tiene más de 140 años especializada en higiene y seguridad”, dijo María Jesús López, Directora de Sales Marketing de Banyan Tree.

Cada villa permite la privacidad. Foto: Cortesía

La propiedad, de 5 diamantes que ofrece intimidad, seguridad y distanciamiento con villas privadas, sigue rigurosos protocolos de limpieza y distanciamiento con agentes de limpieza recomendados y aprobados por la EPA, además de capacidad limitada en espacios cerrados. Los directorios y menús en los restaurantes se reemplazaron por opciones digitales que cada uno puede revisar en sus celulares, las clases de fitness y cocina, entre otras, podrán realizarse en la habitación para priorizar la privacidad y limitar el contacto con otras personas.

Ingo Brieke, Executive Assistant Manager de Banyan Tree, explicó que a los huéspedes se les da un kit con cubrebocas, guantes y gel a su llegada, además ya todo es digital. “Banyan Tree es un concepto solamente de villas que son de una a tres habitaciones lo cual la conlleva una sana distancia por garantía”, señaló. Brieke resaltó el trabajo de capacitación de sus colaboradores a los que se preparó con un entrenamiento minucioso de acuerdo a los lineamientos de las certificaciones para asegurarse de estar completamente preparados.

El concepto de villas favorece la sana distancia. Foto: Cortesía

Respecto a los restaurantes el menú se puede encontrar en el pizarrón o de manera digital, las mesas se colocaron a una distancia de 1.5 metros, es staff cuenta con equipo de protección, otra opción es que se puede trasladar el restaurante a la villa del huésped, es decir, la mesa, decoración y lo necesario se coloca en su villa para tener la experiencia de una manera privada.

En caso de localizar a una persona que muestre síntomas de coronavirus, tienen lista una sección apartada con una villa en la que se puede aislar a la o las personas, además cuentan con la atención 24 horas de servicio médico por lo que el doctor evaluará cuál es el siguiente paso y si necesita ser transportado a un hospital, que se encuentra a 12 minutos de distancia.

Durante esta temporada han lanzado tarifas y paquetes especiales para el mercado mexicano con el fin de que si se desea viajar sea dentro del país.