Ciudad de México, 26 junio (SinEmbargo).- La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama) negó que existan derrames residuales en la bahía, luego de que usuarios de redes sociales denunciaran el desazolve de aguas negras en la playa de Icacos y la inacción de las autoridades municipales ante la situación.

A través de un comunicado, la Capama señaló que ha constatado que no existe ningún colapso en la infraestructura sanitaria de Acapulco y que el desfogue de aguas visualizado en las grabaciones que circulan en las redes es el resultado del arrastre de lodo, sedimento, agua estancada y residuos sólidos, provenientes del anfiteatro hacia las partes bajas, a consecuencia de las lluvias registradas recientemente en el puerto.

Asimismo, la dependencia afirmó que este viernes se realizaron muestreos para el análisis físico-químico y microbiológico, a fin de ratificar lo dicho.

Por su parte, el Gobierno de Acapulco también negó los supuestos derrames y acentúo que el secretario general del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez encabezó un recorrido de supervisión al área señalada, en donde expertos en el tema de saneamiento constataron que no hay irregularidades en colectores ni cárcamos sanitarios del organismo paramunicipal.

Al respecto de las imágenes difundidas, Manzano Rodríguez dijo que un dique de arena impedía la salida de agua y al colapsar, por la presión de la fuerte corriente pluvial que bajaba, lo cual ocasionó que se observara el ingreso de agua turbia a la bahía.

En el recorrido de supervisión participaron la directora de la Comisión Nacional del Agua (CNA), Norma Arroyo Domínguez; el titular de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del Estado de Guerrero (Capaseg), Arturo Palma Carro; el director general de la Capama, Leonel Galindo González: la directora de Ecolog{ia y protecci{on al Ambiente, Guadalupe Rivas Pérez; y el coordinador de Protección Civil y Bomberos, Cuauhtémoc Gayosso Pérez.