Comala e Ixtepec son sólo algunos de los destinos que nuestro país ofrece para las personas que aman leer y desean escaparse un fin de semana para visitar algún lugar que haya inspirado una de las historias que los grandes autores como como Carlos Fuentes o Laura Esquivel imaginaron y plasmaron en sus libros. 

Ciudad de México, 26 de julio (SinEmbargo).- Existen lugares hermosos retratados en historias que nos hacen viajar al leer un libro y que sin duda despiertan curiosidad en el lector para visitarlos o aquellos en los que grandes autores latinoamericanos como Carlos Fuentes, Laura Esquivel, o Emilio Pacheco imaginaron a sus personajes.

Reservamos.mx comparte con los lectores de Mundano cuatro destinos protagonistas de obras únicas y características del pueblo mexicano que pueden ser el plan perfecto para una escapada de fin de semana para todos aquellos amantes de la literatura clásica.

COMALA, COLIMA

Comala es conocido como el “Pueblo blanco de América”. Foto: visitmexico.com

Juan Rulfo en su obra Pedro Páramo retrata las costumbres y esencia de este Pueblo Mágico. Más allá de los fantasmas y enigmas que el autor describe en la historia, la ciudad cuenta con personalidad propia. Su belleza es tan única, que incluso es la inspiración de García Márquez para crear su icónico Macondo.

¿Qué hacer en Comala?
Al contrario del pueblo con aspecto fantasmal de la obra, Comala es un lugar colorido. Puedes visitar la Parroquia de San Miguel, descubrir sus callejuelas y disfrutar de un delicioso café, ya que este sitio se destaca por el sabor fresco de esta bebida.

¿Cómo llegar?
La opción es llegar a Colima y de ahí tomar un taxi que te deje en el pueblo, pues sólo está a 12 km de la capital del estado.

PIEDRAS NEGRAS, COAHUILA

Centro histórico de Piedras Negras. Foto: zonaturistica.com

Laura Esquivel comparte los secretos de una cocina ubicada en Piedras Negras en la época de la Revolución Mexicana en su obra Como agua para Chocolate, una novela que nos antoja un paseo por la maravillosa gastronomía mexicana. Este mágico poblado nos ofrece su historia y también es el hogar del Festival del Nacho, snack popular que se inventó en este lugar.

¿Qué hacer?
Recorre sus museos, da una caminata por el andador del Río Bravo, que se encuentra justo en la frontera con Estados Unidos, y conoce la Plaza de las Culturas, en donde podrás encontrar diversos objetos y templos de las civilizaciones más antiguas del país.

¿Cómo llegar?
La forma más sencilla de llegar es tomar un autobús desde Monclova o Laredo. Te recomendamos ingresar a www.reservamos.mx para poder comparar precios, ratings y horarios y elije la que más te convenga.

IXTEPEC, OAXACA

Ixtepec significa cerro de Ixtle. Foto: Facebook CNDHmx

Los recuerdos del porvenir de Elena Garro presenta un poblado con olor a tisana de naranja, lleno de alegría y fiesta en Oaxaca, que se convierte en testigo de un romance. La escritora retrata las tradiciones y vida cotidiana de este lugar lleno de magia y colores, donde sus danzas y celebraciones dejan perplejos a todos los forasteros que lo visitan.

¿Qué hacer en Ixtepec?
El poblado está lleno de bellezas naturales y zonas arqueológicas, cuenta con festividades únicas durante el mes de septiembre, por lo que es recomendable ir a ver los desfiles nocturnos, o danzas. Si te gusta la aventura, visita sus aguas de manantial.

¿Cómo llegar?
El poblado se localiza cercano a poblados como Tehuantepec y Juchitán. Desde Oaxaca, el autobús tarda aproximadamente 4 horas.

CIUDAD DE MÉXICO

La Ciudad de México es la segunda ciudad con mayor número de museos. Foto: EFE

La capital del país también ha sido inspiración para diversos literatos emblemáticos del país. En la Calle de Donceles, Fuentes retrató la casa en la que vivía Aura; José Emilio Pacheco desmenuzó la afamada colonia Roma en las Batallas en el Desierto, y Santa de Gamboa describe una casa de citas en las entrañas de la ciudad. La Ciudad de México es escenario de historias clásicas.

¿Qué hacer?
Es la segunda ciudad con mayor número de museos, lo que la vuelve el sitio perfecto para los amantes de la cultura. La cantidad de sitios para la vida nocturna y centros comerciales, la hacen única en su tipo en el país. Su oferta gastronómica cosmopolita es uno de los puntos más atractivos para turismo nacional e internacional.