Con la llegada de Emilio Lozoya a México, los archivos de Odebrecht en México volverán a abrirse. La empresa brasileña que ya es símbolo de corrupción en el mundo, tuvo presencia en el país desde 2005, aunque los manejos turbios los detectó la ASF en los contratos asignados durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Ciudad de México, 26 de julio (SinEmbargo).- Pagos en exceso, duplicados e indebidos; costos fuera de mercado; asignaciones directas y ampliación en los plazos de entrega de obra, son algunas de las observaciones que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo sobre la Constructora Norberto Odebrecht S.A. bajo la administración de Emilio Lozoya Austin en Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Presidencia de Enrique Peña Nieto.

El tema de Odebrecht es uno de los que más peso tienen dentro de los señalamientos de corrupción contra Lozoya Austin, detenido en México y acusado de presunto lavado de dinero, cohecho y asociación ilícita.

El que fuera director de Pemex entre 2012 y 2016, en el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), está acusado por un presunto fraude de 280 millones de dólares en la compra de una planta de fertilizantes y por haber recibido supuestamente unos 10.5 millones de dólares en sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Se dice que Lozoya ayudó a coordinar la campaña de Peña Nieto en 2012 y usó dinero de sobornos para facilitar que su jefe fuera elegido pero, según documentos judiciales, Lozoya le pidió 4 millones de dólares a Odebrecht para la campaña del PRI en 2012, y luego se gastó la mitad en una propiedad a nombre de su esposa.

“A cambio de la ayuda prestada al Director Superintendente de Odebrecht para su posicionamiento en los Estados de Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo, en el mes de marzo de 2012, el reclamado solicitó a aquel que realizase un pago a su favor para apoyar la campaña política del partido PRI”, informó la agencia Associated Press (AP), citando a la Audiencia Nacional de España.

Aparentemente el 2013 fue un año lucrativo para Emilio Lozoya. En los documentos judiciales se afirma que Odebrecht presuntamente le ofreció 6 millones de dólares en sobornos con el fin de que le consiguiera un contrato para renovar una antigua refinería. A la larga la firma brasileña le habría pagado 5 millones de dólares.

México ha sido el único país del continente que no ha tomado acciones penales contra los involucrados en el caso Odebrecht, así que la extradición de Lozoya Austin podría abrir por fin el capítulo Odebrecht en México.

De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT), son solo dos los contratos públicos de la constructora en México: uno es de 2005, para trabajos en la Planta Hidrodesulfuradora de Gasóleos, Planta de Hidrógeno y Planta Recuperadora de Azufre en la Refinería “General Lázaro Cárdenas” en Veracruz.

Tuvo un costo de casi 318 millones de dólares y se asignó en Licitación Internacional al consorcio Minatrico, S. de R.L. de C.V.; Río San Juan Construcciones, S.A. de C.V.; Técnicas Reunidas, S.A. y Construtora Norberto Odebrecht, S.A.

El segundo contrato público es de 2014 que se asignó únicamente a Odebrecht por Adjudicación Directa por casi mil 800 millones de pesos, para el acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la Refinería Miguel Hidalgo.

LOS HALLAZGOS DE LA ASF

Para la Cuenta Pública 2016, la ASF revisó tres contratos de obra pública adjudicados directamente a la empresa Constructora Norberto Odebrecht, S.A. Estos son los de:

-“Acondicionamiento 65 del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto Aprovechamiento de Residuales en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula de Allende, Hidalgo”, por un monto de mil 436 millones de pesos.

-“Construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo”, por un monto de mil 811 millones de pesos, aunque posteriormente se formalizó un convenio de ampliación de recursos por 358 millones de pesos, lo que representó una erogación total de 2 mil 169 millones de pesos.

-“Desarrollo de la Fase I del Proyecto Conversión de Residuales de la Refinería de Salamanca”, adjudicado por un monto de mil millones de pesos.

Los dos últimos contratos se encuentran suspendidos desde el 17 de noviembre de 2015 y el 14 de marzo de 2016, respectivamente. Pemex señaló a la ASF que la suspensión se debe a la falta de recursos presupuestales.

Según el informe de la ASF, en esos contratos de Pemex con Odebrecht se detectaron costos fuera de mercado que tuvieron rendimientos bajos, comparándolos con compras similares de otros contratos con otros contratistas; pagos en demasía provocados por una deficiente integración del precio, por duplicidad de servicios y por la falta de descuento en volúmenes del material comprado.

Otras observaciones fueron pagos indebidos por autorización de compra de equipo no contemplado; pagos en exceso por una incorrecta integración del porcentaje de financiamiento, por falta de ajusto de costos indirectos y por la compra de más material del estipulado en el contrato.

Por ejemplo, para la Reconfiguración de la Refinería “Gral. Lázaro Cárdenas”, Paquete IV, en Minatitlán, Veracruz, tuvo un incremento de mil 044 días que representa el 98.1 por ciento respecto del periodo original de ejecución de 1064 días del contrato a precio alzado y el l incremento determinado hasta el 16 de noviembre de 2010 fue de 33 millones 239 mil dólares, que representa el 70 por ciento del costo de la mano de obra original y de los cuales en el ejercicio 2010 se pagaron 34 millones de dólares.

Además de esas observaciones generales, también la ASF detalló cómo Odebrecht fue librando los concursos de licitaciones y se fue haciendo de los proyectos por Adjudicación Directa.

El 21 de octubre de 2014, la Subdirección de Proyectos de Pemex Refinación solicitó a la Subdirección de Desarrollo de Proyectos de la Dirección Corporativa de Proyectos que se efectuara el análisis de costos de la propuesta presentada por la asociación de empresas Constructora Norberto Odebrecht, S.A./ICA Flúor Daniel, S. de R.L. de C.V./Flúor Enterprise, Inc.

El 22 de octubre de 2014, el Director General de Pemex Refinación aprobó el contrato tipo “C” para llevar a cabo la contratación de los trabajos.

Días después, el encargado del Despacho de la Subdirección de Proyectos de Pemex Refinación solicitó al Presidente del Subcomité de Adquisiciones, Arrendamientos, Obras y Servicios que convocara a una sesión extraordinaria para someter a consideración la excepción a la licitación pública mediante el procedimiento de adjudicación directa para los trabajos referentes al desarrollo de la fase I del proyecto de Conversión de Residuales de la Refinería de Salamanca, se indicó que la contratista propuesta es la asociación de empresas Constructora Norberto Odebrecht, S.A./ICA Flúor Daniel, S. de R.L. de C.V./Flúor Enterprise, Inc. y el 31 de octubre de 2014, la Subdirección de Proyectos de Pemex Refinación emitió el dictamen de adjudicación directa.

Otro caso: el 3 de noviembre de 2015, el apoderado legal de la Constructora Norberto Odebrecht, S.A., manifestó tener interés en participar en la ejecución de trabajos de aprovechamiento de residuales en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula, Hidalgo.

La Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento efectuó el análisis de mercado y para el 11 de noviembre de ese año, el Grupo de Autorización de la Excepción al Concurso Abierto de Petróleos Mexicanos y Empresas Productivas Subsidiarias dictaminó sobre la procedencia de excepción al concurso abierto.

Con esa misma fecha, el administrador del proyecto adscrito a la Dirección de Proyectos de Pemex Refinación, solicitó la contratación mediante el procedimiento de adjudicación directa en favor de la Constructora Norberto Odebrecht, S.A., para la construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la Refinería Miguel Hidalgo, en Tula de Allende, Hidalgo.

El 11 de noviembre de 2015, la Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento le solicitó al Director General de Pemex Transformación Industrial la convalidación del proceso de contratación en el esquema de adjudicación directa. Finalmente, la Dirección Corporativa de Procura y Abastecimiento concluyó que la cotización propuesta por la Constructora Norberto Odebrecht, S.A., era económicamente razonable y se le asignó.