La situación actual ha llevado a las personas prestar  mayor atención a sus hábitos para mejorar su salud o fortalecer su sistema inmunológico , entre los aspectos más importantes están los alimentos que forman parte de la dieta diaria, dormir bien y mantenerse en movimiento haciendo un poco de ejercicio en diferentes momentos del día para no permanecer estáticos durante varias horas.

Ciudad de México, 26 de julio (SinEmbargo).- Llevar una vida saludable es un tema importante que en los últimos meses ha tomado más fuerza debido a la situación provocada por la pandemia. Existen elementos como una buena alimentación y el ejercicio que contribuyen a la que una persona se encuentre sana y en especial mantenga un sistema inmunológico fuerte para enfrentar las enfermedades.

“Ahorita lo más importante, y si de algo nos ha servido esta situación de la contingencia, es de aparte de seguir todas las indicaciones que las autoridades nos dicen, es realmente tomar conciencia de nuestros hábitos y tomar conciencia que nuestra salud y que nuestra salud importa, muchas veces esto lo dejamos como un tema secundario y no nos damos cuenta de que sin salud no hay nada”, dijo el especialista Mauricio Sánchez, Director General de Grupo Hábitos, en entrevista para Magazine.

De acuerdo con Arthritis Foundation, el sistema inmunológico “es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, como las bacterias y los virus. A través de una reacción bien organizada, su cuerpo ataca y destruye los organismos infecciosos que lo invaden. Estos cuerpos extraños se llaman antígenos”.

Mauricio Sánchez explicó que, en la situación actual, las personas con sobrepeso, diabetes, hipertensión y enfermedades crónicas han sido de las más afectadas por el coronavirus, por lo que tener buenos hábitos para mejorar el sistema inmunológico de cada uno puede ayudar a hacer una diferencia.

“El sistema inmunológico yo lo veo como si fueran soldados que continuamente nos están defendiendo, y están haciendo que cualquier agente que entre a nuestro organismo no nos haga ningún daño”, ejemplificó Sánchez y agregó que “es información en forma de células que saben qué hacer”.

FACTORES Y CONSEJOS PARA FORTALECER EL SISTEMA INMUNE

Alimentación. “El principal problema es que con nuestros hábitos alimenticio de hoy lo que estamos haciendo es interferir con el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunológica y de nuestra salud en general”, dijo.

Mauricio explicó que cuando alguien se cae y se lastima le brazo este se empieza a inflamar por lo que el organismo lanza los glóbulos blancos para atender esa zona lastimada, “los alimentos actuales están generando una inflación interna continua”, agregó, por lo que el sistema está tratando de curar, sin embargo si siempre se ingiere la misma comida que provoca el mismo resultado, el sistema inmunológico se ve sobrepasado.

Es importante comer verduras para llevar una alimentación saludable. Foto: EFE

Para fortalecer el sistema inmunológico la alimentación es clave. De acuerdo con el especialista, entre los alimentos que se deben evitar, o bien consumir con mucha moderación están: las bebidas con exceso de azúcar procesada, ya que son uno de los principales problemas; los alimentos altamente procesados que contienen colorantes y gran cantidad de químicos; lácteos, estos en exceso generan inflamación ya que el cuerpo no tiene las ezimas para digerirlos correctamente.

Descanso. Mauricio señala que es muy importante respetar los procesos naturales del cuerpo. “Es importante descansar, no desvelarnos desvelarnos demasiado porque obviamente necesitas esa recuperación del cuerpo todos los días”, refirió.

Sánchez aconsejó cenar muy ligero para que el cuerpo pueda realizar el proceso de digestión, descansar y obtener así, la energía que necesita. “El organismo está diseñado para convertir el alimento en nutrientes y es el proceso que demanda mayor cantidad de energía de nuestro cuerpo”, contó el especialista.

Descansar es importante para que el cuerpo pueda continuar con sus procesos naturales. Foto: EFE

Movimiento. “Es importante, no hacer dos horas de ejercicio y luego estar sentado todo el día, puedes hacer 5, 10 minutos de ejercicios varias veces al día, pararte, hacer sentadillas, subir escaleras, acostarte en el piso y pararte, porque esto nos ayuda a que las mismas células al contacto y al movimiento, es como si les ayudáramos a respirar”, explicó.

Mauricio señaló que al realizar ejercicio se da la mecanotransducción célular, un proceso en el que el cuerpo convierte el estímulo mecánico en una respuesta química que ayuda a regenerar y respirar a las células, explicó que esto ayuda a que los nutrientes lleguen de la mejor manera.

Sol. “El sol para la vitamina D es muy importante, no la producimos nosotros de manera natural, se sintetiza con la luz del sol, entonces 15 minutos por la mañana buscas tomar un poco el sol y con eso es suficiente”.

Estrés. Este también es conocido como un enemigo silencioso. Mauricio refirió que el estrés es una reacción que tenemos para luchar o huir, el corazón late rápidamente y el cuerpo se pone en un estado de alarma. “El problema en nosotros es que ese estrés que antes teníamos por conseguir comida o por alejarnos de animales peligrosos, se vuelve mucho más complicado porque se vuelve un estrés o un miedo psicológico ‘me voy a a quedar sin trabajo, me voy a enfermar, me van a contagiar’, y el problema es que se vuelve un tipo de depresión […] y un pensamiento compulsivo, entonces nos mantiene estresado y con miedo constante y si no aprendemos a mejorar nuestros pensamientos esto tiene un efecto importante”, dijo.

“El sentir y controlar los pensamientos de miedo a pensamiento de paz, tranquilidad, amor, hacen diferente la respuesta de cuerpo al entorno, porque al final el cuerpo no sabe cómo ver el entorno sino a través de tus pensamientos”, agregó.