La Catedral de la Ciudad de México y la Basílica de Guadalupe, los principales templos católicos de la capital, tienen previsto ofrecer misas desde hoy, aunque algunas iglesias de barrios con alto contagio continuarán cerradas.

México, 26 jul (EFE).- La iglesia católica de México informó que los muertos por la COVID-19 serán honrados en las primeras misas que se ofrecerán al reabrir los templos este domingo luego de meses cerrados por las medidas de contención contra la pandemia.

“Las primeras Eucaristías que se celebren en este proceso de reapertura serán ofrecidas por los difuntos que fallecieron por el COVID-19”, dijo la iglesia a través de un editorial de su semanario Desde la Fe.

La Secretaría de Salud de México ha reportado hasta el momento un total de 385 mil 036 casos confirmados y 43 mil 374 fallecimientos por la COVID-19 desde el inicio de la pandemia en febrero pasado.

“Más de 40 mil personas han fallecido (casi la mitad de los espectadores que caben en el Estadio Azteca). Cada una de estas muertes es una pérdida inconmensurable. Algunas familias han quedado devastadas ante la partida de más de un familiar”, indicó.

“Cada una de estas muertes es una pérdida inconmensurable”, señaló la Iglesia. Foto: José Pazos, EFE.

Además de su llamado a honrar a las personas que han fallecido por la COVID-19 la iglesia mexicana recomendó en su editorial mantener todas las medidas preventivas para evitar repuntes en la epidemia de coronavirus.

Peticiones de feligreses. Foto: José Pazos, EFE.

Los templos religiosos en el país operarán con restricciones sanitarias a partir de su reapertura de este domingo tras permanecer cerrados desde mediados de marzo por las medidas de sana distancia contempladas en el plan de mitigación contra el coronavirus.

La Catedral de la Ciudad de México y la Basílica de Guadalupe, los principales templos católicos de la capital, tienen previsto ofrecer misas desde hoy, aunque algunas iglesias de barrios con alto contagio continuarán cerradas.

“Ha sido para nosotros un tiempo sin igual. Ha sido difícil mantenernos aislados e interrumpir nuestras actividades cotidianas. Un flagelo muy duro es la penuria económica que han padecido muchas familias”, comentó el editorial.

La iglesia mexicana afirmó en su editorial que las liturgias presenciales que se ofrecerán a partir de este domingo, se seguirán las indicaciones de la autoridad, como son una ocupación del 30 por ciento y marcar espacios de distancia entre sus feligreses.

Asimismo, explicó el editorial, continuarán las transmisiones de las misas por las redes sociales y los medios de comunicación para las personas que tengan el deseo de mantener este tipo de participación a distancia.

Los feligreses volvieron a la Catedral Metropolitana tras cuatro meses de ausencia. Foto: Magdalena Montiel, Cuartoscuro.

LA PRIMERA MISA

Los fieles católicos de México volvieron este domingo a las iglesias tras meses de restricciones sanitarias al reabirirse los templos al culto presencial con eucaristías en memoria de los más de 43 mil muertos de la pandemia de coronavirus.

“Queremos compartir nuestra alegría de volver a la celebración con la presencia de fieles”, aseguró el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de México, Salvador González Morales, en una rueda de prensa previa a la reapertura de la Catedral Metropolitana.

El obispo González señaló que las actividades religiosas presenciales se reanudarán de una manera “algo gradual” y que durante el proceso se tendrá mucho cuidado de mantener las condiciones sanitarias.

Nuevas medidas de “dar la paz” al interior de las iglesias. Foto: Magdalena Montiel, Cuartoscuro.

Por disposiciones de las autoridades sanitarias, las iglesias en México podrán tener actividad a partir de este domingo con una ocupación del 30 % y con diversas medidas sanitarias y de distancia entre los fieles.

En la Ciudad de México, las autoridades califican los riesgos de cada colonia o barrio según los casos de COVID-19 reportados y con base en estos determinan la apertura y los horarios de operación de los negocios.

Distancia entre feligreses. Foto: Magdalena Montiel, Cuartoscuro.

“La situación en distintos puntos de la ciudad es diversa y por tanto la operación de las iglesias será diversa. Cada parroquia definirá sus horarios de acuerdo a las circunstancias sanitarias”, comentó el obispo auxiliar.

La Arquidiócesis confirmó que la primera misa ofrecida este domingo en la Catedral tuvo una asistencia de alrededor de 80 personas, de 100 cupos disponibles; en tanto que unas 400 personas lo hicieron en la Basílica de Guadalupe, de las 500 plazas que habilitaron. La Basílica tiene un cupo de 15.000 personas, 5.000 de ellas sentadas.