Author image

Gustavo de Hoyos Walther

26/07/2022 - 12:03 am

Gobiernos de Coalición

“Después de una larga espera, no hay duda de que en México ha llegado el momento de que el ejercicio del Poder Ejecutivo también refleje la diversidad de intereses y opiniones de la sociedad”.

Los gobiernos de coalición ocurren frecuentemente en los regímenes parlamentarios. Este tipo de arreglo institucional premia las negociaciones entre diversas fuerzas políticas, ya que las elecciones no se fundan en el principio del winner-takes-all, sino en el de representación proporcional. Debido a esto es frecuente que existan coaliciones que permitan la gobernabilidad, que sólo es posible con gobiernos que no logran una mayoría electoral en forma aislada y la tienen que construir a través de la negociación. Este mismo tipo de arreglo político ocurre frecuentemente en regímenes semi-parlamentarios como el francés.

En los sistemas presidencialistas, lo que se incentiva es la conformación de gobiernos dominados por un sólo partido que habitualmente controla de forma integral el Poder Ejecutivo. Este tipo de gobiernos de control unipartidario, son los que han dominado en América Latina, debido a que en el siglo XIX la mayor parte de los países de la región recrearon el sistema constitucional estadounidense.

En México, hace apenas cuatro décadas, la pluralidad  se reflejó en el Poder Legislativo, donde la negociación política entre diversos grupos comenzó a ser una norma. Desde luego que la introducción de un sistema híbrido donde convergen los principios de la mayoría relativa y de la representación proporcional fue el detonante de esa evolución.

Después de una larga espera, no hay duda de que en México ha llegado el momento de que el ejercicio del Poder Ejecutivo también refleje la diversidad de intereses y opiniones de la sociedad.

Aunque esta discusión se ha realizado en el seno del Congreso de la Unión por algún tiempo y dio origen a una Reforma Constitucional hace varios años, lo cierto es que la propuesta de integrar gobiernos de coalición comenzó a ser de interés de la ciudadanía a partir de los planteamientos que en octubre de 2021 realizó Sí por México.

Sin duda, un catalizador en la idea de conformar una coalición de Gobierno fue que el obradorismo ha dejado claro que el hiper-presidencialismo en México se encamina a una regresión  autoritaria.

Aunque es imprescindible una coalición electoral fuerte, en la coyuntura actual, la coalición de partidos no puede presentar por sí misma una oferta viable de Gobierno, que sólo puede alcanzarse con un Gobierno de coalición, que haga confluir en el poder diversos partidos y fuerzas de la sociedad ajenas a la vida partidaria.

Queda claro que se necesitará de una sofisticada ingeniería gubernamental que permita que las diversas partes del rompecabezas se ensamblen: la alianza electoral de partidos, un programa común y la coalición de Gobierno que permita un concierto de voluntades para poner a México en el camino de las oportunidades, el orden y la  prosperidad.

Vamos a ser testigos y a la vez actores del fin de un ciclo: la del carro completo en el que una opción política monopolizaba el poder con pocos contrapesos. Entramos a una nueva época en México: el de los gobiernos de coalición que reflejará la diversidad del tejido social y que se nutrirá en la tolerancia y en la pluralidad.

Gustavo de Hoyos Walther
Abogado y empresario. Ha encabezado diversas organizaciones empresariales, comunitarias, educativas y filantrópicas. Concentra su agenda pública en el desarrollo de líderes sociales (Alternativas por México), la participación ciudadana en política (Sí por México) y el fortalecimiento del estado de derecho (Consejo Nacional de Litigio Estratégico).
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas