Ciudad de México, 26 de agosto (SinEmbargo).– El Departamento de Comercio de Estados Unidos aprobó establecer cuotas compensatorias a las exportaciones mexicanas de azúcar debido a la existencia de subsidios en su producción, lo que afectará la exportación de 1.7 millones de toneladas del endulzante que México vende al vecino país del norte.

Juan Cortina Gallardo, presidente de la Cámara Nacional de Industria Azucarera y Alcoholera, informó en una conferencia de prensa, que desconoce el monto de los aranceles y sí serán diferidos. Las autoridades estadounidenses darán a conocer el monto de las cuotas probablemente hoy.

Agregó que los aranceles fueron impuestos como consecuencia de la denuncia que los empresarios azucareros de EU interpusieron ante el Departamento de Comercio por una supuesta competencia desleal por parte de sus similares mexicanos quienes estarían vendiendo en su mercado el endulzante subsidiado.

Y aseguró que a partir de ahora se iniciarán las negociaciones entre ambos países para impulsar un acuerdo que permita evitar el establecimiento de los aranceles. “El Gobierno de México no subsidia a la industria azucarera […] Estamos en desacuerdo sobre cualquier cobro que imponga el gobierno de Estados Unidos”, sentenció.

Explicó que “lo que buscaremos es llegar a un acuerdo que permita a ellos tener la certeza de que no les enviaremos más azúcar de la que ellos necesitan, y que a cambio ellos eliminen el arancel por subsidio y remuevan la denuncia por dumping“.

Cortina dijo que, de no llegar a un acuerdo antes de que EU dé a conocer la resolución por el tema de dumping, tendrán hasta abril del 2015 para que el gobierno mexicano promueva una revisión del caso, antes de que la Administración de Comercio Internacional estadounidense establezca definitivamente las cuotas arancelarias a las exportaciones de azúcar mexicana.

Por su parte, el gobierno mexicano, a través de la Secretaría de Economía, lamentó la decisión preliminar de Estados Unidos en la investigación por subsidios en contra de las exportaciones mexicanas de azúcar, al señalar que representa un retroceso en la integración de los mercados de ambos países.

Señaló que la investigación carece de méritos y existen vías mucho más propicias y colaborativas para superar las diferencias que pudieran surgir en el mercado de edulcorantes en Norteamérica.

La dependencia mexicana refiere que el Departamento de Comercio de Estados Unidos impuso cuotas compensatorias preliminares, que van de 2.99 a 17.01 por ciento, a las exportaciones de azúcar mexicana, como resultado de la determinación en la investigación por subsidios en contra del producto nacional.

En un comunicado, expone que “México lamenta profundamente la decisión del Departamento de Comercio”.

“El establecimiento de cuotas compensatorias representa un retroceso en la integración y delicado balance de los mercados de edulcorantes en México y Estados Unidos, lograda a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)”.

Sin embargo, expone que el gobierno de México seguirá apoyando en forma activa y decidida la defensa del caso, de la mano con la industria mexicana, y agotará las instancias legales a su alcance para proteger los intereses de México en el marco del TLCAN y de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Señala que las acciones del gobierno de Estados Unidos y que se derivan de las demandas que injustificadamente inició la industria azucarera estadounidense el pasado mes de marzo, podrían afectar a las familias mexicanas que contribuyen en esta actividad.

De igual forma, advierte, a los usuarios de azúcar en Estados Unidos que dependen de la proveeduría mexicana.

Ante esta determinación preliminar, el gobierno de México continuará el diálogo con las autoridades estadounidenses para explorar un eventual acuerdo que asegure el acceso del producto mexicano y se preserven los derechos de México en el TLCAN, precisa la Secretaría de Economía.

-Con información de Notimex