Decimos lovecraftiano para definir lo indefinible, para nombrar lo innombrable: Vicente Quirarte. Fue una conferencia en honor al autor, a propósito de los ochenta años de su fallecimiento, en el Colegio Nacional.

Ciudad de México, 26 de agosto (SinEmbargo).- En el presente año se cumplen 80 años de la muerte de Howard Phillips Lovecraft (1890-1937), escritor de literatura fantástica y figura de culto entre los aficionados al género. El Colegio Nacional (ECN) albergó una celebración teatral en su memoria, H.P. Lovecraft: 80 años, bajo la coordinación del poeta, ensayista y escritor Vicente Quirarte, miembro de ECN. El acto contó con la colaboración de Roberto Coria, dramaturgo e investigador de literatura y cine fantástico y con la presencia del director escénico Eduardo Ruiz Saviñón.

Entre las obras más destacadas de H.P. Lovecraft se encuentran La llamada de CthulhuHistoria del NecronomicónEl horror de Dunwich y La sombra sobre Innsmouth, entre otras muchas que conforman su prolífica bibliografía. Aunque poco leído en vida, sus cuentos y novelas adquirieron relevancia después de su muerte, “hasta elevar al escritor a la categoría de clásico de la narrativa fantástica”, detalló Vicente Quirarte.

“Lovecraft, logró acuñar un adjetivo del que pocos autores logran vanagloriarse: decimos lovecraftiano para definir lo indefinible, para nombrar lo innombrable”, apuntó Quirarte.

“Durante su plática, Quirarte y Coria profundizaron en el estudio de la amistad entre H.P. Lovecraft y Robert Hayward Barlow, autor de relatos como El océano nocturno y reconocido antropó, que llegó a ser un distinguido especialista en la cultura prehispánica de México. Barlow llegó al final de sus días por voluntad propia en su casa de Azcapotzalco. La relación confraternal entre Lovecraft y Barlow, que evoca la de Verlaine y Rimbaud, empezó como una relación epistolar que establecieron cuando apenas Barlow contaba 11 años de edad, y es el origen argumental de la obra de teatro Morir en Azcapotzalco, escrita por Vicente Quirarte y dirigida por Eduardo Ruiz Saviñón.

Conferencia de prensa en forma total a continuación. Foto: Especial

Los asistentes a esta celebración pudieron disfrutar de la lectura dramatizada del primer acto de la obra de Quirarte, ejecutada por los actores Elena de Haro y Sergio Rüed.

Como colofón a la actividad, el actor Guillermo Henry llevó a escena con una magnífica interpretación las obras de H.P. Lovecraft La declaración de Randolph Carter y El intruso, bajo la dirección de Eduardo Ruiz Saviñón.