Sobre cuestionamientos por la reducción del gasto federalizado aseguró que la miscelánea fiscal tiene el objetivo de darle herramientas al Servicio de Administración Tributaria para que cumpla mejor sus funciones.

Ciudad de México, 26 de septiembre (SinEmbargo).– El Secretario de Hacienda, Arturo Herrera, defendió durante su comparecencia frente a diputados la miscelánea fiscal propuesta por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador luego de que legisladores se mostraran preocupados porque, dijeron, concentra en pocos programas el gasto federal.

El funcionario alertó que de no aprobarse los recursos para estados y municipios podrían disminuir.

Sobre cuestionamientos por la reducción del gasto federalizado aseguró que la miscelánea fiscal busca que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) cumpla mejor sus funciones.

Sobre la miscelánea fiscal, el Diputado Pedro Pablo Treviño Villarreal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo estar preocupado porque “hará pagar más a los usuarios en servicios digitales y entre otros sectores se verán afectados. Pagarán más los productores del campo, los ahorradores y los arrendatarios”.

Los diputados de ese partido criticaron que el Presupuesto y la miscelánea fiscal del Gobierno solo logra concentrar el gasto en tres programas sociales.

Además, defendió que el Proyecto de Presupuesto sí contempla acciones para detonar crecimiento y desarrollo, pero reconoció que  la mayor inversión debe venir de sectores privados.

“NO HABRÁ IMPUESTOS A VENTAS POR CATÁLOGO”

El Secretario de Hacienda negó que se implementará un impuesto nuevo a las ventas por catálogo .

“No estamos poniendo un impuesto. No tiene que ver con un impuesto nuevo. Todos los mexicanos, absolutamente todos, pagamos elImpuesto Sobre la Renta (ISR), es un impuesto progresivo”, afirmó.

Esta tarde, a su llegada a San Lázaro, mujeres dedicadas a la venta lo encararon y le reclamaron la intención de cobrarles el ISR.

El funcionario explicó ante cuestionamientos de la Diputada priista Dulce María Sauri que el impuesto ya existe en otras actividades y defendió que las vendedoras por catálogo que ganen menos de 1.7 salarios no tendrán que pagar.