Se han cumplido esta semana 50 años desde que una misión lunar soviética entregó a la comunidad científica la primera muestra de suelo lunar.

Rusia, 26 de septiembre (RT).- La agencia espacial rusa Roscosmos ha publicado en su sitio web varios documentos históricos para conmemorar el 50 aniversario de la llegada al planeta de las primeras muestras de regolito lunar, hazaña de la nave espacial soviética Luna-16, el 24 de septiembre de 1970.

Destaca entre ellos un informe del Instituto Central Científico Investigador de Ingeniería Mecánica que se remonta a diciembre de 1967 y se ha publicado por primera vez, pues se trata de un documento largo tiempo clasificado. Las autoridades rusas lo desclasificaron en el 2013, pero pocas personas tuvieron acceso a su texto desde entonces.

Ante todo, el informe permite apreciar cómo habría sido la primera misión tripulada de la URSS a la Luna, que nunca se hizo factible, pero debía realizarse antes de 1970.

#История: 24 сентября 1970 г. возвращаемый модуль станции «Луна-16» совершил мягкую посадку юго-восточнее Джезказгана….

Posted by Роскосмос on Thursday, September 24, 2020

El programa lunar contempló el vuelo de dos cosmonautas, solo uno de los cuales tendría que pisar la superficie del satélite y aprovecharía unas pocas horas para llevar a cabo las tareas necesarias. El tiempo completo de la expedición fue establecido en un máximo de 12 días.

La base lunar soviética, que se programó desplegar en los años 70, estaba diseñada para cobijar a tres tripulantes durante 20 días. Sabemos ahora incluso el peso exacto de esta estación nunca enviada a la Luna: debía tener 8 toneladas de peso, según el informe. Y este fue titulado “Recursos espaciales para la investigación científica en el espacio cercano a la Tierra e interplanetario, la Luna y los planetas”, algo que deja apreciar que ambicionó ir mucho más allá de estas primeras expediciones.

DESPLIEGUE DE UN OBSERVATORIO Y VUELOS POR REGOLITO

A julio de 1967 se remonta una propuesta de crear un observatorio astronómico en la Luna sobre la base de una estación y un conjunto de aparatos ya construidos o proyectados para aquel entonces. Los autores sostienen que “el estudio de los cuerpos celestes es imposible sin un análisis de la información recibida de ellos”.

La mencionada estación era una plataforma de alunizaje diseñada en 1965 para llevar a la Luna el primer todoterreno robótico Lunojod-1, el que efectivamente alunizó el 17 de noviembre de 1970. La idea de construir observatorios estuvo suspendida durante décadas, pero la Rusia moderna volvió a plantearla en el 2019, cuando el director de Roscosmos, Dmitri Rogozin, señaló que es una tarea para los años finales de la próxima década y principios de 2030.

La misma página conmemorativa de Roscosmos contiene un decreto conjunto del Comité Central del Partido Comunista y el Consejo de Ministros de la URSS que planteó a principios de 1969 lanzar misiones “para suministrar muestras del suelo lunar a la Tierra con uso de cohetes de ida y vuelta”.

Sin embargo, los planes de vuelo en la década de 1970 fueron cancelados, luego del fracaso de cuatro lanzamientos de prueba de un cohete superpesado soviético, capaz de llevar a la Luna partes de la futura estación.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.