Al menos diez jóvenes han sido reportados como desaparecidos en los municipios de Veracruz y Soledad de Doblado. Familiares de uno de ellos asentaron ante la Fiscalía que entre el domingo y sábado hubo una cacería en el pueblo. Con todo y el operativo de la Marina anunciado por Osorio Chong se llevaron a ocho personas. El estado se ha vuelto literalmente un peligro para los jóvenes, señala el Colectivo Solecito.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo/BlogExpediente).– En las últimas horas, diez jóvenes han sido reportados como desaparecidos en los municipios de Veracruz y Soledad de Doblado. Se trata de ocho chicos sustraídos violentamente entre el sábado y el domingo pasado en distintos puntos de Soledad de Doblado y dos más desaparecidos de la misma forma en el puerto jarocho, donde a inicios del mes privaron de su libertad a otros cinco universitarios cuyos cuerpos aparecieron desmembrados y con señales de tortura.

Esto, a una semana de que en Veracruz, el secretario de Gobierno, Miguel Ángel Osorio Chong, anunciara un operativo coordinado por la Marina Armada de México para luchar contra la delincuencia y para capturar a barones de la droga locales.

Génesis Urrutia Ramírez, Leobardo Arroyo Arano, Octavio García Baruch y Andrés García Aguilar, los dos primeros alumnos de la UV, y los otros del ITVER, desaparecieron el 29 de septiembre.

En las investigaciones ministeriales se indicó que los privaron de la libertad en diferentes puntos del puerto de Veracruz y Boca del Río, supuestamente, por sujetos armados, apoyados por un taxi.

Una semana después, en un predio de Camarón de Tejeda, colindante con Soledad de Doblado, las autoridades recibieron el reporte de varias bolsas negras en cuyo interior contenían restos humanos, torsos, cabezas, brazos, manos, pies. Todos estaban hechos pedazos. En menos de 24 horas, las víctimas quedaron identificadas como los alumnos de la UV y del Tecnológico de Veracruz.

Durante las pesquisas, las autoridades arribaron a la vivienda donde vivían algunos de esos chicos, y encontraron diversas dosis y drogas, así como señales de que se preparaban dosis para entregarlas al menudeo. Octavio García Baruch, originario de Acayucan, ya contaban con antecedentes por secuestro y portación ilegal de arma de fuego, y tiene a un hermano desaparecido violentamente; era estudiante de la Universidad Cristóbal Colón.

En total, en esas bolsas negras encontradas en Camarón de Tejeda, se contabilizaron cinco cadáveres; cuatro quedaron formalmente identificados y reclamados como Génesis Urrutia Ramírez , Leobardo Arroyo Arano, Octavio García Baruch y Andrés García Aguilar; el quinto, presuntamente de un taxista, no ha sido reclamado.

De hecho, de ese quinto cuerpo no tiene cabeza. El personal ministerial regresó a peinar el sitio donde encontraron las bolsas negras con la esperanza de encontrar la cabeza, pero resultó infructuoso. Además, nadie se ha presentado a reclamar el cuerpo.

MÁS DESAPARECIDOS

El lunes, familiares del joven Juan Ernesto Santos Morales, de 22 años, interpusieron la denuncia por su desaparición, que se registró en la carpeta de investigación UIPJ/2/CI/2329/2016/ en la Fiscalía Segunda de la Unidad Integral de Procuración de Justicia del puerto veracruzano.

En esa carpeta, señalaron que el joven estaba desaparecido desde el domingo pasado, y temían por su integridad física. La desaparición se dio en Soledad de Doblado, municipio ubicado a unos 90 minutos del puerto de Veracruz, en la misma región donde encontraron las bolsas con los cadáveres desmembrados.

La familia indicó en esa carpeta, que en el pueblo de Soledad, se sabía que durante el domingo y sábado, se habían reportado otros siete jóvenes desaparecidos. A todos, presuntamente, los llevaron por la fuerza, perseguidos y cazados por grupos de sujetos armados que levantaron el terror en esa cabecera.

Hasta ahora, la única denuncia, confirmaron fuentes de la Fiscalía, es la carpeta por el joven Santos Morales, las otras siete familias no han procedido legalmente ante el temor. Sin embargo, los seres queridos de Santos Morales, puntualizaron que son ocho chicos desaparecidos en total quienes están desaparecidos.

Los otros dos chicos desaparecidos en Veracruz, son Marcos y Guillermo Armas, presuntamente hermanos de Alberto Armas, un estudiante de la Universidad Cristóbal Colón quien también se vio involucrado en el caso Génesis Urritia, por una cartulina que fue abandonada en la UCC con amenazas en su contra.

Se dejó de saber de los dos jóvenes –asentó la familia en una denuncia ante la Fiscalía veracruzana- desde el lunes por la tarde, cuando habrían sido llevados por la fuerza.

Estas acciones violentas se registran en Veracruz a unos días de que el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció en Coatzacoalcos la implantación de un mando coordinado, cuya dirección estaría bajo la SEMAR. Hasta el momento, no se ha informado sobre la detención de algún blanco de importancia. La Fiscalía Veracruzana sólo ha indicado aseguramientos de combustible y detención de delincuentes de bajo perfil.

El estado de Veracruz se ha vuelto literalmente un peligro para los jóvenes, señala el Colectivo Solecito, esto después del escándalo por cinco muchachos detenidos ilegalmente por la Policía en Tierra Blanca, para posteriormente entregarlos a la delincuencia, a una célula del Cártel de Jalisco Nueva Generación, cuyos miembros les dieron muerte en un rancho.

Por este delito, más de ocho policías de la Secretaría de Seguridad Pública están detenidos, y otros once civiles: Luis Delfino Alcaraz López, José Dolores Zetina Robles, José de Jesús Padilla Barajas, Odín Acevedo Muñoz, Cristian Guevara Gordillo, Enrique Saldaña García, Ismael López Mendoza, Bernardo Velásquez Borbón, Manuel Razón Cerda, Adolfo Velásquez Ramírez y Miguel o Manuel Saldaña García, alías el Kramer.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE BlogExpediente. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.