Los damnificados por el sismo en la Ciudad de México han tenido que enfrentar al frío, la inseguridad de la calle, la falta de respuestas de las autoridades y ahora, además, tienen que cuidarse de los estafadores inmobiliarios, quienes aguardan en la Red para despojarlos de lo poco o mucho que lograron rescatar.

Estos delincuentes usan la web para atraer a sus víctimas y con falsificaciones y ofertas seductoras las despojan de miles de pesos.

La modalidad no es nueva, sin embargo, “creció en función de los estragos del terremoto y sobre todo por la necesidad y desesperación de las personas cuyas viviendas fueron afectadas por el sismo y ya no las pueden ocupar”, alertó el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).– Ricardo vendió un local en México y se marchó a Estados Unidos. Allá, en el “gabacho”, puso una tienda de ropa que “fue un éxito total’’. Por eso va a quedarse otros cuatro años para seguir cosechando triunfos, y también por eso renta un departamento en la colonia Álamos, Delegación Benito Juárez, que es una ganga.

El inmueble, ubicado en la calle de Castilla, es moderno, tiene dos habitaciones, bodega, roof garden, estacionamientos y, además, el precio incluye todos los servicios. No se necesita aval, ni fiador. “Es un sueño”… O al menos eso es lo que dice Ricardo, un estafador que seduce a sus víctimas.

Algunos de los defraudados podrían estar entre las miles de personas que tuvieron que dejar sus casas dañadas por el sismo del pasado 19 de septiembre.

A estas personas buscando un techo también se suman los jóvenes que comienzan a independizarse y las familias que, desde siempre, rentan un domicilio.

PASO UNO: PONER LAS FICHAS EN EL TABLERO

Los estafadores inmobiliarios de los que se hablará aquí usan la web para atraer a sus víctimas. Buscan e identifican anuncios de departamentos en renta, sustraen la información general (ubicación, tamaño, fotos, características particulares) y crean publicidad paralela.

El anuncio original de la calle Castilla, en la colonia Álamos, fue colocado en la página inmuebles24 [por parte de la empresa Alatriste y Asociados, quienes sí tienen acceso al departamento, y sí lo tienen en renta, confirmó la empresa a este diario digital] y el apócrifo se subió al portal Propiedades.com. En el primero, el costo que deberá cubrir el arrendatario es de 14 mil 500 pesos mensuales; en el segundo, serían 7 mil 500, prácticamente la mitad.

Así ponen las fichas sobre el tablero. Primero analizan y roban datos, y después hacen una oferta mucho más atractiva.

Anuncio original.

Anuncio creado por los estafadores.

PASO DOS: LA VÍCTIMA LOS CONTACTA

El anuncio ya quedó registrado, ahora los usuarios que buscan casa darán con este. El paso es muy sencillo, pues la página tiene un espacio para “contactar’’ al arrendador.

La posibilidad de incrementar una estafa se potencializa promoviendo los inmuebles de zonas con mucha demanda.

PASO TRES: ESTAFADORES CONTACTAN A LA VÍCTIMA

Una vez que la persona envía un correo para saber más sobre la tentadora oferta, sólo tendrán que pasar unos minutos para que “el dueño” responda. Ahí, en el primer mensaje privado que envían la oferta se vuelve más jugosa.

“El apartamento todavía está disponible para alquiler. Mi nombre es Ricardo Valdez Hernández y soy un propietario privado muy responsable y el departamento es muy limpio y agradable’’, se presenta el ofertante y luego intenta ganarse la confianza de la víctima: “La transacción se hará a través de la compañía llamada Airbnb. Un acuerdo de forma segura y rápida’’.

Airbnb, red social que comenzó a funcionar en 2008, es utilizada para publicar anuncios y reservar alojamientos en todo el mundo. En el ámbito de las estafas es “utilizada” para generar la confianza de la gente.

Hasta aquí el nombre de la empresa sólo ha sido mencionado, sin embargo para cuando llegué el paso cinco, “aportará’’ hasta logotipos.

PASO CUATRO: HOMBRE EXITOSO RENTA DEPARTAMENTO

El cuarto paso consiste en justificar el precio e incrementar el interés de la víctima. Ahí –en el segundo correo que envía el falso arrendador– aparece la historia de Ricardo triunfando en Estados Unidos: su popular tienda de ropa, la urgencia de rentar el inmueble y su apertura para que los clientes puedan “tener niños y mascotas’’ en su nuevo hogar.

“De momento estoy fuera de México, pero estoy seguro que vamos a buscar una forma segura para los dos. Me da lástima porque quería hacerlo en persona. Si tienes niños y mascotas estoy 100 por ciento de acuerdo’’, argumenta.

Ricardo, el “propietario muy responsable’’ al que le gusta hacer tratos “limpios y transparentes’’, vende el inmueble como un sueño, pues está en una zona en la que el precio de arrendamiento está entre los 10 y 15 mil pesos. Además, el monto ya incluye luz, gas, agua, teléfono, Internet y hasta televisión de paga.

“Ya recibí muchas ofertas en mi mail para alquilar este departamento, pero bueno tengo que tomar decisiones rápidamente y voy a acelerar la marcha, porque el tiempo es valioso. Sólo voy a alquilarlo si aceptan las condiciones estipuladas, quien me mande más prontamente y a la brevedad sus datos completos para comenzar los trámites’’, amaga.

Nombre completo, fecha de nacimiento, dirección, teléfono, correo y el tiempo que se quedará en el departamento es la información que solicitan a la víctima para continuar con el “trámite’’.

Una vez que los futuros perjudicados entregan los datos, deberán aguardar a la confirmación de “Airbnb’’. Luego, desde un lugar al que el estafador llama “Wisconsin, Estados Unidos’’, saldrán las llaves rumbo a México para que la persona que realizó el pago pueda ingresar al domicilio.

“Una vez que tu pago se haya procesado correctamente y confirmado, la empresa le entregará las llaves y el contrato en un paquete por correo postal express, con un plazo máximo de llegada de 3 días hábiles, directo hasta tu domicilio’’, promete.

Imagen que utiliza el usuario “Ricardo Valdez Hernández’’. Foto: Especial

PASO CINCO: 24 HORAS

Veinticuatro horas transcurren entre el paso cinco y cuatro. En ese lapso los datos de la víctima son capturados, maquillados y colocados en un correo que supuestamente envía Airbnb’.

En el mensaje se dan los detalles y dirección del inmueble, además de una cuenta a la que se deberá de depositar el dinero que se va a retener “hasta que usted nos envíe la confirmación de que ha inspeccionado el departamento con nuestro agente y usted se compromete a mantenerlo”.

“Cuando tengamos la confirmación vamos a transferir los fondos al propietario’’, señalan y anexan un documento de 9 cuartillas, el cual ya tiene anexados los datos del “arrendador’’ y del “arrendatario’’, y la información de la cuenta bancaria a la que se tendrá que depositar el dinero.

El banco que utiliza “Ricardo” es Banamex. Los fondos deberán ser depositados a nombre de Blanca Estela Rodríguez Pablo.

¿Qué puede salir mal? Hasta aseguran que, si algo raro pasara, en menos de 48 horas el dinero ya estaría de regreso a la víctima. ¿Cómo? Esa información es un agujero en su guión, pues nunca piden la cuenta para devolver los fondos.

PASO SEIS: LA VÍCTIMA ENTREGA EL DINERO (O NO)

Ya aventaron las cartas. Ahora esperan la recompensa.

En esta parte, la desconfianza de la víctima es el mayor obstáculo a vencer: ¿cómo depositarle 15 mil pesos a alguien que jamás ha visto?

La Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) planteó que, en 2016, los fraudes inmobiliarios provocaron pérdidas hasta de 600 millones de pesos.

PASO SIETE: SE QUEDAN EL DINERO

La gente esperará las llaves ficticias. Lamentará la ausencia de noticias y se dirigirá al departamento, en el cual las puertas permanecerán cerradas, pues los dueños verdaderos jamás tuvieron contacto.

Los estafadores se quedarán con el dinero.

La portada del falso contrato usado para estafar en México. Imagen: Especial

¿QUÉ DICEN LOS OTROS INVOLUCRADOS?

SinEmbargo consultó a personal de Bancomer, que de entrada lamentó este tipo de operaciones y aseguró que lo único que puede hacer el agraviado es levantar un acta ante las autoridades y acercarse al banco cuando, en la mayoría de los casos, los fondos ya fueron retirados de la cuenta reportada.

Airbnb, por su parte, se pronunció ante el correo enviado por la gente de “Ricardo Valdez Hernández’’.

“Nosotros nunca le pediríamos que haga depósito de esa manera”, dijeron representantes.

También lamentaron que su nombre sea utilizado para ese tipo de movimientos y pidieron reportar al defraudador con la página que, en algún momento, haya gestionado su anuncio.

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México alertó que tras el sismo del 19 de septiembre se recibieron al menos cuatro demandas por fraudes de este tipo. 

La modalidad no es nueva, sin embargo “ha crecido en función de los estragos del terremoto y sobre todo que caen personas afectadas en sus viviendas que ya no pueden ocupar”, destacó el CCCM. 

Consultados al respecto, Propiedades.com explicó que su protocolo después de recibir un reporte por un anuncio fraudulento es investigar los teléfonos que proporcionó el arrendador y, en caso de que no tengan referentes, eliminarlos.

En efecto, el anuncio de Castilla ya fue eliminado.

El portal solicita a las víctimas acudir ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) para levantar una queja.

Mónica Aranda, gerente de Atención a Usuarios de Propiedades.com, enumeró algunas recomendaciones para no caer en fraudes:

–Solicite información por escrito.

–Si ya contactó con el dueño, pida información por email que pueda servirle como antecedente de que existe ese anuncio.

–Solicite una visita al inmueble antes de cualquier proceso de contacto para verificar que todo está en orden, está regulado y que el lugar le interesa.

–Por ningún motivo, ninguna inmobiliaria, corredor independiente o particular, pide un depósito para ver el inmueble. No se pide un pago para que entregar llaves, ni siquiera cuando el dueño esté en el extranjero. Siempre debe haber una persona indicada que pueda mostrarlo.

–No debe dar ningún pago hasta que se lleve a cabo la firma de un contrato. Únicamente en los casos de empresas que hagan trámites de créditos se solicita un pago por investigación de datos.

–Por lo general, no hay pagos en efectivo, por cuestión de impuestos. Todo se debe hacer a través de una operación, transferencia o pago con cheque. Solo las rentas, dado que son montos bajos, se pueden hacer en efectivo.

La página advierte a los usuarios, antes de compartir, que “realizar publicaciones falsas sobre inmuebles, o con intenciones fraudulentas, puede constituir un delito tipificado en Código Penal Federal, fracción XVI”.