El dictamen se apega a lo aprobado el viernes de la semana pasada en la Cámara de Diputados, que contempla ingresos totales por 5 billones 279 mil 667 millones de pesos y que implican una ampliación de los ingresos presupuestarios por 43 mil 291.4 millones de dólares respecto de lo propuesto por el Ejecutivo federal.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).– El pleno del Senado aprobó la ley de ingresos 2018. Con 90 votos a favor de las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Verde Ecologista de México (PVEM) y Acción Nacional (PAN); así como 29 en contra de parte del Revolución Democrática (PRD) y el bloque Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y el Partido del Trabajo, se inicia la discusión de los 42 artículos.

Las comisiones de Hacienda y Estudios Legislativos del Senado aprobaron este jueves por mayoría, en lo general y sin cambios, la Ley de Ingresos 2018, enviada por la Cámara de Diputados.

El dictamen fue avalado con 13 votos a favor de senadores de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Verde Ecologista de México (PVEM); frente a cinco en contra de legisladores de Acción Nacional (PAN), Partido del Trabajo y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Los legisladores acordaron llevar la discusión en lo particular al Pleno, donde los grupos parlamentarios presentarán reservas a diversos artículos.

El dictamen se apega a lo aprobado el viernes de la semana pasada en la Cámara de Diputados, que contempla ingresos totales por 5 billones 279 mil 667 millones de pesos y que implican una ampliación de los ingresos presupuestarios por 43 mil 291.4 millones de dólares respecto de lo propuesto por el Ejecutivo federal.

También establecen un aumento del tipo de cambio, al pasar de 18.10 a 18.40 pesos por dólar, así como de un mayor precio promedio de petróleo de 46 dólares por barril a 48.5, así como a una mayor recaudación de ingresos tributarios y no tributarios.

A petición del Senador Jorge Luis Lavalle Maury, del PAN, las comisiones agregaron a la exposición de motivos del dictamen que los recursos derivados de la actualización del tipo de cambio y del precio al barril de petróleo, puedan coadyuvar a las acciones de reconstrucción y atención a la población afectada por todos los desastres naturales, no sólo los sismos, ocurridos en 2017.

El legislador del Grupo Parlamentario del PAN explicó que, por los fenómenos naturales perturbadores, los estados y municipios afectados se encuentran ante un contexto social y económico desafiante, puesto que dejaron afectaciones en el patrimonio de las familias, en la infraestructura carretera y educativa, así como en el patrimonio cultural.

El dictamen se apega a lo aprobado el viernes de la semana pasada en la Cámara de Diputados, que contempla ingresos totales por 5 billones 279 mil 667 millones de pesos y que implican una ampliación de los ingresos presupuestarios por 43 mil 291.4 millones de dólares. Foto: Twitter @senadomexicano

El Senador José María Tapia Franco, del Grupo Parlamentario del PRI, dijo que cada declaratoria de emergencia “tiene financiamiento para su atención y si la colegisladora prevé recursos para los sismos es porque se rebasó la capacidad técnica, operativa y financiera en ciertas entidades”.

A nombre del PRD, el Senador Isidro Pedraza Chávez destacó la necesidad de agregar la elaboración de un padrón único y verificable de damnificados, porque es indispensable tener la certeza y control del dinero que se va a dirigir a los desastres naturales.

Por el Grupo Parlamentario del PVEM, el Senador Luis Armando Melgar Bravo consideró que el proyecto de Ley de Ingresos es una propuesta seria, responsable y que prevé un entorno difícil que va a presionar las variables macroeconómicas en el corto plazo.

El Senador Benjamín Robles Montoya, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, expresó que “no es posible continuar con los excesos de un gobierno sin rendición de cuentas reales al Congreso de la Unión” y “no estamos de acuerdo con un paquete inercial frente a los desafíos que plantea el presidente Donald Trump y su reforma fiscal”.

Del Grupo Parlamentario del PT, Mario Delgado Carrillo, dijo que el incremento del precio de los combustibles provocará que 3 millones de personas más ingresen a las filas de la pobreza alimentaria, mientras que el costo financiero se traduzca en un mayor pago de los intereses de la deuda.