Mundo

FBI identifica y detiene a hombre relacionado con el envío de paquetes sospechosos en EU

26/10/2018 - 8:59 am

Después de que esta mañana se reportara el hallazgo de otros paquetes, que se sumaron a los que fueron enviados a políticos demócratas y críticos del Presidente Trump, entre ellos el ex Presidente Obama, la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton, el ex jefe de seguridad James Clapper, el filántropo George Soros y el actor Robert De Niro, entre otros, el FBI informó sobre la detención de Cesar Sayoc, un residente de Florida de 56 años.

Savoc es señalado por su presunto involucramiento en el envío de los paquetes. Aunque los dispositivos no han provocado afectaciones más allá de la alarma, Estados Unidos ve con estupor las amenazas. Algunas voces alertan que los intentos de ataque podrían estar motivados por el clima de odio que crece en la llamada “tierra de la libertad”, que podría estar motivado por el discurso del actual inquilino de la Casa Blanca.

Además, las autoridades informaron sobre el retiro del paquete dirigido a Clapper, localizado en las oficinas de Correos de Manhattan. Y algunos medios locales reportaron sobre otro paquete aparentemente destinado a la Senadora demócrata Kamala Harris, crítica de Trump y a señalada como figura para la Presidencia en 2020. Por su parte, CNN reportó que las autoridades investigan si el multimillonario y donante demócrata Tom Steyer también recibiría uno de los paquetes sospechosos.

Washington, EU, 26 de octubre (AP/EFE).— Las autoridades interceptaron el viernes otros dos paquetes dirigidos contra personas críticas del Presidente Donald Trump: uno en Florida dirigido al Senador demócrata Corey Booker, y uno en Nueva York dirigido al ex jefe de inteligencia James Clapper.

Posterior a la noticia, se informó que el paquete dirigido a Clapper ya había sido retirado. Y el FBI dijo que detuvo a un hombre relacionado con el envío de paquetes sospechosos en EU, que han sido dirigidos principalmente a figuras demócratas y a críticos del Presidente estadounidense, Donald Trump, informó la cadena CNN.

Las autoridades de EU identificaron al detenido por el envío de una docena de paquetes bomba a figuras del Partido Demócrata como Cesar Sayoc Jr., de 56 años, y residente de Florida, informó la NBC.

La cadena de televisión, que citó a fuentes de las fuerzas de seguridad, explicó que para el proceso de identificación se utilizaron muestras de ADN.

Presencia policial cerca de una instalación postal en Nueva York, donde se reportó otro paquete sospechoso. Foto: AP

Las autoridades se han incautado, además, de una furgoneta blanca, llena de fotos del Presidente estadounidense, Donald Trump, y con imágenes amenazantes contra personalidades como la ex Secretaria de Estado Hillary Clinton o el cineasta Michael Moore.

Sayoc era vecino de la localidad de Aventura, en el estado de Florida y, según su página de Linkedin y sus cuentas en las redes sociales, se dedicaba a la industria del entretenimiento.

De acuerdo a esas fuentes, su abuelo era de origen filipino y fue cirujano en Estados Unidos, donde se dedicaba a operar los rasgos faciales de personas asiáticas para hacerles parecer más occidentales.

Las investigaciones de los paquetes bomba enviados esta semana se centran ahora en el sur de Florida, donde Sayoc fue arrestado en la localidad de Plantation.

Las autoridades de EU investigan otros dos paquetes similares a las bombas recibidas durante esta semana por destacadas personalidades progresistas, enviados en esta ocasión a una senadora y a un donante demócrata en California.

El portavoz de la oficina del alguacil del condado de Sacramento (California), Shaun Hampton, explicó que su departamento está investigando junto al Buró Federal de Investigación (FBI) un paquete “sospechoso” en el sur de la ciudad y que “se parece a los que se han estado enviando por todo el país”.

Aunque la Policía no indicó a quién iba dirigido el paquete, varios medios locales como el diario The Sacramento Bee apuntaron que la destinataria era la senadora demócrata Kamala Harris, una de las voces más críticas en Washington contra el Presidente Donald Trump, y a quien muchos ven como aspirante a la Presidencia en 2020.

Fue la misma oficina de correos la que alertó a las autoridades esta mañana cuando un trabajador identificó un paquete que le recordó a los que han aparecido constantemente en los medios de comunicación durante los últimos días.

En paralelo, la cadena CNN informó de que otro paquete parecido estaba siendo investigado por las autoridades en Burlingame, al sur de San Francisco (California), dirigido al multimillonario y donante demócrata Tom Steyer, también muy crítico con la Administración de Trump.

Por su parte, Trump afirmó el viernes que está siendo culpado por los correos bomba dirigidos a algunos de sus críticos más destacados.

En un tuit publicado de madrugada, Trump escribió: “Es curioso ver como la mal calificada CNN, y otros, pueden criticarme a voluntad, incluso culparme por la actual oleada de Bombas y comparan de forma ridícula esto con el 11 de Septiembre y el bombardeo en Oklahoma City, pero cuando yo los critico se vuelven locos y gritan ‘¡Eso no es presidencial!'”.

Críticos de Trump como el ex Presidente Barack Obama, su rival demócrata a la Casa Blanca en 2016 Hillary Clinton, o el ex director de la CIA John Brennan, en la CNN, recibieron correos bomba que no llegaron a explotar.

 

En otro mensaje publicado en Twitter en la víspera, Trump dijo que gran parte de la ira en la sociedad está provocada por la “prensa tradicional”.

Brennan respondió al dirigente diciéndole que deje de culpar a los demás y se “mire usted en el espejo” y le aconsejó que “trate de actuar como presidente”.

La televisora CNN no respondió a los mensajes pidiendo comentarios.

Este 26 de octubre, policías estaban afuera de una oficina postal en Manhattan, NY, en respuesta al reporte de un paquete sospechoso. Foto: AP

Los investigadores buscaron el jueves por todo Estados Unidos al culpable y los móviles del extraño plan de enviar bombas por correo a críticos del Presidente, analizando el interior de los artefactos para revelar si realmente se quería que estallaran o simplemente pretendían sembrar miedo dos semanas antes de las elecciones.

Otros tres dispositivos fueron vinculados a la conspiración, dos dirigidos al ex Vicepresidente Joe Biden y otro al actor Robert De Niro. En total suman 10 en una amenaza de tintes políticos prácticamente sin precedentes. Las autoridades advirtieron que podría haber más.

TRUMP: NO HABLAN DE POLÍTICA

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó hoy que el envío de paquetes bomba frena a los republicanos de cara a las elecciones legislativas, previstas para el próximo 6 de noviembre.

“Los republicanos lo están haciendo muy bien en el voto adelantado y en las encuestas, pero ahora esta cosa de la ‘bomba’ sucede y el impulso se frena fuertemente, los medios no hablan de política. Muy desafortunado todo lo que pasa. ¡Republicanos, salgan y voten!”, dijo el mandatario.

PAQUETE DIRIGIDO A CLAPPER FUE RETIRADO

Las autoridades de Nueva York han retirado el paquete potencialmente explosivo interceptado hoy por la mañana en las oficinas de Correos de Manhattan, remitido al ex director de Inteligencia James Clapper y que es similar a los destinados en los últimos días a figuras demócratas de EU.

“El paquete se ha retirado con seguridad de la oficina del Servicio Postal en la calle West 52. Esperen fuerte presencia policial y tráfico residual en el área mientras seguimos investigando junto a las fuerzas del orden”, informó la Policía local en su cuenta de Twitter.

El objeto iba dirigido a Clapper, con dirección en la sede de la CNN en el edificio Time Warner, que este miércoles tuvo que ser desalojada cuando recibió un paquete dirigido al ex jefe de la CIA John Brennan.

Agentes de policía afuera del una oficina postal, donde se encontró otro paquete sospechoso este viernes, en Nueva York. Foto: EFE

En una rueda de prensa cerca del edificio de Correos, el jefe de Inteligencia y Contraterrorismo de la policía local, John Miller, confirmó que el paquete recobrado “parece una bomba de fabricación casera” y “coincide con otros dispositivos vistos esta semana”.

Miller relató que la Policía aisló el paquete “intacto” y lo transportó en un vehículo con un contenedor especial a sus instalaciones de Rodman’s Neck, como ocurrió con los dispositivos recobrados anteriormente en la CNN y en el condado de Westchester.

Desde allí será trasladado a los laboratorios del FBI en Quantico (Virginia), donde se ha centralizado la investigación sobre los paquetes, que ascienden a un total de doce, sumando otro hallado este viernes en una oficina de Correos en Florida y dirigido al senador demócrata de Nueva Jersey Cory Booker.

 

Miller añadió también que se había recibido una alerta por un paquete “sospechoso” apoyado sobre un árbol en Central Park, pero “no está conectado” a la investigación y “no contiene nada peligroso”.

El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, intervino esta mañana en CNN y señaló que en las últimas horas había hablado con el Presidente Donald Trump sobre el estado de la investigación y la colaboración entre las diferentes autoridades a nivel federal, estatal y local.

Asimismo, llamó a la responsabilidad por parte de los líderes políticos ante las próximas elecciones y aseguró que “no hay coincidencias” y que Trump debería poner la “seguridad” por encima del “efecto” pese a querer ganar.

DEMÓCRATAS, EL BLANCO 

Los blancos de las bombas fueron algunas de las personalidades criticadas con mayor frecuencia por Trump, quien todavía ataca a Clinton en sus actos mientras sus seguidores corean, “que la encierren”, a pesar de que la derrotó electoralmente hace casi dos años y ella prácticamente ha abandonado la escena política. Trump también suele destacar a CNN en sus diatribas contra los medios que según él propalan “noticias falsas”.

El jueves, sin mencionar directamente las bombas, Trump le echó la culpa a la prensa por “la ira”.

“Gran parte de la Ira que vemos en nuestra sociedad se debe a las noticias intencionalmente falsas e inexactas propagadas por la Prensa Tradicional lo que llamo Noticias Falsas”, escribió el Presidente en un tuit matutino.

“Ha empeorado tanto y se ha vuelto tan odioso que ni se puede describir. La Prensa Tradicional tiene que rectificar ¡Y PRONTO!”.

 

Horas antes Trump bajó los decibeles en un acto en Wisconsin el miércoles por la noche.

“Llevémonos bien”, dijo. “Y ya que estamos, ¿ven que me porto bien esta noche? ¿Alguna vez vieron algo parecido?”.

Los atentados desplazaron otras noticias en una temporada política tensa que podría llevar a un Congreso con nuevas mayorías y servir de referendo sobre los dos primeros años de la presidencia de Trump. Los hechos provocaron pánico en edificios ante informes de otros explosivos que resultaron infundados. Probablemente acentuarán los temores de violencia mortífera en momentos de enfrentamientos enconados entre los partidos por temas como la inmigración, la Corte Suprema y el trato a las mujeres.

Las bombas, cada una con una pequeña batería, medían algo más de 15 centímetros y estaban llenas de polvo y fragmentos de vidrio, dijo una fuente policial que vio imágenes tomadas con rayos X y habló bajo la condición de anonimato por tratarse de una investigación en desarrollo.

La fuente dijo que los artefactos fueron fabricados con tubos de PVC y cubiertos con cinta negra.

La alerta por los paquetes sospechosos hizo necesaria la movilización de la Guardia Nacional, en la imagen, un elemento en el subterráneo de NY. Foto: AP

El primer explosivo detectado fue el lunes, en la casa del filántropo multimillonario George Soros en un suburbio de Nueva York. Soros suele donar grandes sumas de dinero a causas liberales.

Otro paquete fue enviado a Eric Holder, ex Secretario de Justicia, pero terminó en la oficina en Florida de la representante demócrata Debbie Wasserman Schultz, cuyo nombre aparecía como la remitente.

La noche del miércoles el FBI dijo que otros dos paquetes con explosivos fueron interceptados, dirigidos a la representante demócrata Maxine Waters.

El miércoles la Casa Blanca condenó los ataques. Trump dijo que “actos o amenazas de violencia política no tienen lugar en Estados Unidos… Esta conducta atroz en aborrecible”.

 

Otros líderes republicanos también lamentaron lo ocurrido. Pero los principales líderes demócratas en el Congreso — el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi — dijeron que tales palabras “suenan huecas” al venir de Trump, señalando la agria retórica del mandatario contra la prensa y contra sus adversarios, y el hecho que el Presidente recientemente alabó a un congresista republicano que tumbó al piso a un reportero.

La policía dijo que todos los paquetes eran similares: sobres manila con envoltura de plástico al interior plástico, estampados con seis estampillas postales y como remitente la oficina de la representante Wasserman Schultz.

El paquete dirigido a Holder tenía la dirección equivocada y fue devuelto a la dirección de Wasserman Schultz.

Todos los dispositivos fueron enviados a un laboratorio del FBI en Virginia y examinados. Hasta ahora no se ha mencionado a sospechoso alguno, o los motivos de los envíos.

“Lo que sabemos es que un individuo o unos individuos enviaron varios paquetes similares”, dijo John Miller, director antiterrorista de la Policía de Nueva York, en declaraciones a reporteros.

En un evento en Austin, Texas, Brennan calificó los envíos de explosivos como “una serie de acontecimientos muy lamentables” particularmente si las personas estaban siendo amenazadas debido a sus opiniones políticas.

“Desafortunadamente, creo que Donald Trump muchas veces contribuye a este ambiente de ira, sino violencia, cuando habla de hechos de violencia o habla de atacar a alguien de la prensa”, dijo Brennan.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas