Thiachot había pedido antes a sus vecinos que lo ayudaran a determinar qué cosa era aquello, pero nadie lo sabía ni tenía cómo averiguarlo. El pescador guardó la pieza durante casi un año, hasta que decidió mostrársela a las autoridades locales y pedir que se le examinara.

Tailandia, 26 de octubre (RT).- En una playa de Koh Samui, Tailandia, un pescador de 55 años encontró a principios de este año una extraña sustancia, cerosa y dura, acerca de cuya procedencia solo llegó a enterarse esta semana.

El Gobernador de la provincia, Witchawuth Jinto, llegó este martes junto con especialistas a la casa del hombre, identificado como Jumrus Thiachot, y allí verificaron que la pieza hallada era un vómito de ballena, también conocido como “Ambergrisis”.

Thiachot había pedido antes a sus vecinos que lo ayudaran a determinar qué cosa era aquello, pero nadie lo sabía ni tenía cómo averiguarlo. El pescador guardó la pieza durante casi un año, hasta que decidió mostrársela a las autoridades locales y pedir que se le examinara, informa The Mirror.

“Necesitaba saber la verdad, por eso me puse en contacto con las autoridades, para verificar. Ahora, al saber que es un verdadero vómito de ballena, lo venderé”, contó Thiachot, que gana alrededor de 13 dólares al día.

Según los expertos, el trozo encontrado contiene más de 80 por ciento de ámbar gris. En razón de su peso, podría estar valorado en 320 mil dólares.

CODICIADO POR LAS PERFUMERÍAS

El ámbar gris es una secreción del tracto gastrointestinal de las ballenas, inducida por sus conductos biliares, que facilita el paso y la expulsión de objetos grandes o filosos. La ballena vomita una sustancia maloliente, conocida como mucílago, que posteriormente se solidifica.

Al secarse, la sustancia obtiene un olor agradable, duradero y muy peculiar, que desde hace mucho lo ha convertido en ingrediente de alto valor para la industria de la perfumería.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.