Las actividades terciarias apenas registraron un avance mensual de 0.4 por ciento, elemento que da pie a la preocupación en la recuperación económica del país, pues es el sector más fuerte de las actividades productivas de México.

Ciudad de México, 26 de agosto (SinEmbargo).- El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) creció 1.1 por ciento, en términos reales, durante agosto de 2020. Hiló tres meses de recuperación después del desplome histórico registrado en abril y mayo, producto de la contingencia sanitaria provocada por la COVID-19.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer el indicador este lunes. Por actividades productivas, el IGAE observó aumentos en las secundarias (3.3 por ciento) y las terciarias (0.4); sin embargo, las primarias tuvieron una disminución mensual de (-)5.9 por ciento.

Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México, explicó que es preocupante que al interior del indicador de la actividad económica las actividades terciarias tuvieran un “lento avance” mensual del 0.4 por ciento, pues “es el grupo de actividades de mayor ponderación dentro de nuestra economía”.

A tasa anual el IGAE registró una reducción real de (-)8.5 por ciento en el octavo mes del año con caídas en dos sectores productivos: (-)9.3 las terciarias y (-)8.4 las secundarias; sin embargo, las primarias crecieron 5.9 por ciento con relación a igual mes de 2019.

Con cifras originales el IGAE descendió (-)9.4 por ciento; al interior las terciarias y secundarias descendieron (-)10.2 y (-)9 por ciento; sin embargo, las primarias aumentaron un 5.2 por ciento.

“Para poner en perspectiva histórica la recuperación de la economía mexicana, con el avance de 1.1 por ciento mensual en agosto 2020 el Indicador Global de Actividad Económica alcanzó un nivel similar al de septiembre 2014”, aseguró Julio Santaella, director del Inegi.

Detalló en su cuenta de Twitter que el Indicador Oportuno de la Actividad Oportuna anticipó una caída (-)7.9 por ciento anual para la actividad económica, pero esta resultó mayor, dentro del rango al 95 por ciento. Además el descenso en las actividades terciarias fue mayor a la esperada.

Aunque las actividades secundarias (industriales) y las terciarias (comercio y servicios) anotaron contracciones anuales, en agosto fueron las terciarias las que representaron el mayor lastre de la economía mexicana, detalló Santaella. Las terciarias crecieron sólo 0.4 en agosto, frente a avances del 6 y 4.7 junio y julio, respectivamente; las secundarias “fueron las más vigorosas al interior del Indicador”, en línaea con lo anticipado por la IMAI.