El Presidente López Obrador aseguró que, ante la subutilización de las plantas de CFE, se fueron cerrando hasta convertirlas en chatarra “hasta las hidroeléctricas, que no contaminan”.

Expresó que las plantas de generación de energía limpia no producen todo el tiempo, pero los contratos plantean que aunque no produzcan energía se les debe pagar y complementar la falta de energía con la operación de las de la CFE.

Ciudad de México, 26 de octubre (SinEmbargo).- Los Gobiernos anteriores a la administración actual permitieron la chatarrización y subutilización de plantas de generación eléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y se consideraron empresas no prioritarias o plantas no prioritarias y se dio paso a la inversión privada en el sector, aseguró el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“¿Qué hicieron en la Comisión Federal de Electricidad o, mejor dicho, en el sector energético? Por las reformas a la ley se les dio preferencia a esas plantas de generación con el argumento de que no contaminan y sí, en efecto, no contaminan; y que las de la Comisión Federal de Electricidad contaminan, pues sí, hay plantas de la Comisión Federal que contaminan porque ya llevan 30, 40, 50 años y no las renovaron, porque el propósito era acabar con la Comisión Federal de Electricidad”, aseguró el mandatario mexicano.

Aseguró que para hacer negocio los empresarios, sobre todo extranjeros, optaron por instalar plantas de generación de energía eólica; “por ejemplo, en el Istmo hay Bimbo, Oxxo, todas tienen ventiladores para la generación de la energía y, desde luego, Iberdrola y empresas extrajeras”.

Ante la subutilización de las plantas de CFE, se fueron cerrando hasta convertirlas en chatarra “hasta las hidroeléctricas, que no contaminan”. Por estas razones, dijo, “el despacho de energía las primeras que son atendidas son las que no contaminan, que son las privadas, las eólicas, se tiene que subir esas primeras, o sea, esa energía a la red nacional”.

El Presidente López Obrador aseguró que esas plantas no producen energía todo el tiempo sino sólo cuando hay viento y cuando hay sol, pero los contratos plantean que aunque no produzcan energía se les debe pagar y complementar la falta de energía con la operación de las de la CFE. “Por eso son las inundaciones de Tabasco, porque la hidroeléctrica de Peñitas, las cuatro hidroeléctricas del río Grijalva no producen permanentemente, sólo producen cuando hay una baja en la producción de energía a nivel nacional; entonces, ponen a generar energía a las hidroeléctricas porque pueden entrar en una hora y producir la energía que dejan de producir las eólicas o las solares, dijo.

“Lo que planteamos nosotros es que se despache a las plantas de la Comisión Federal de Electricidad primero y que también se despache a las plantas privadas, pero que se ponga por delante el interés público, porque las plantas privadas significan lucro, son negocios privados y lo que genera la Comisión Federal de Electricidad es en beneficio de la población para que no aumente el precio de la luz”, expresó el mandatario.

El fin de semana Rocío Nahle García, titular de la Secretaría de Energía (Sener), insistió en que México se reservó el derecho de soberanía en el capítulo de energía en el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

A través de su cuenta de Twitter, la funcionaria replicó al reclamo realizado por senadores y congresistas norteamericanos sobre las decisiones tomadas por el Presidente López Obrador en materia de política energética.