Con el inicio de la “nueva normalidad” en junio el tercer trimestre de 2020 tuvo un repunte de 11.5 por ciento del PIB, según el cálculo de BBVA. Para 2021 mantuvo un pronóstico puntual de 3.7 por ciento, aunque amplió el rango posible de 2 a 5 por ciento.

“México va a ser de las economías con mayores caídas en el mundo, de las economías más afectadas en Latinoamérica”, destacó el banco que previó que la inflación general sea de 3.7 por ciento, el consumo privado caerá un 9.9 y rebotará un 3.8 en 2021, pero la inversión privada decrecerá un 21.1 este año y repuntará 3.9 por ciento el próximo.

México, 26 de octubre (EFE).- BBVA mejoró este lunes su pronóstico de contracción de la economía mexicana, al estimar que decrecerá un 9.3 por ciento en 2020 ante la estimación previa de 10 por ciento, por un comportamiento mejor al esperado en el tercer trimestre del año.

“La actividad ya está en recuperación en México, ya pasamos lo peor de la pandemia, pero va a ser una recuperación muy gradual en la que podemos llevarnos hasta el año 2023 para recuperar el nivel del PIB”, afirmó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA al presentar el informe “Situación México”.

La pandemia de COVID-19 ha dejado casi 89 mil muertes y más de 891 mil casos, además de una contracción histórica anual de 18.7 por ciento del PIB en el segundo trimestre del año.

Pero México inició una “nueva normalidad” en junio, por lo que el tercer trimestre de 2020 tuvo un repunte de 11.5 por ciento del PIB frente al periodo inmediato anterior, según el cálculo de BBVA que esta semana confirmará el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para 2021, BBVA México mantuvo un pronóstico puntual de 3.7 por ciento de crecimiento del PIB, aunque amplió el rango posible de 2 a 5 por ciento por la incertidumbre.

Pese al panorama, Serrano matizó que México tendrá “una caída más fuerte” por la “ausencia de políticas que pudieron haber mitigado” el impacto económico y sanitario de la crisis.

“México va a ser de las economías con mayores caídas en el mundo, de las economías más afectadas en Latinoamérica, creemos que esto se debe tanto a la fuerza con la que la pandemia golpeó al país como al hecho que algunas medidas para atacarla fueron deficientes”, señaló.

En otros indicadores, BBVA previó que la inflación general será de 3.7 por ciento a finales de año con un tipo de cambio que cerrará en 20.5 pesos por dólar.

También estimó que el consumo privado caerá un 9.9 por ciento en 2020 y rebotará un 3.8 en 2021, mientras que el factor que “más preocupa” a BBVA, el de la inversión privada, decrecerá un 21.1 este año y repuntará 3.9 por ciento el próximo.

“Más preocupante es que la inversión en México ya llevaba tiempo cayendo”, consideró el economista en jefe.

El banco también reiteró su pronóstico de una pérdida cercana al 1 millón de empleos formales para finales de año porque en agosto y septiembre México solo ha recuperado menos del 20 por ciento de los más de 1.1 millón perdidos por la pandemia.

El economista calculó una pérdida de empleo total mayor al 5 por ciento con un mercado laboral que “no se recuperará hasta finales de 2023 o 2024”.

El reporte indicó que 4.7 millones de personas expulsadas del mercado laboral, que en su mayoría es informal, no ha podido retornar, con las mujeres como las más afectadas.

Por otro lado, el déficit de la cuenta corriente se estabilizará en cerca del 1.5 por ciento y la Inversión Extranjera Directa (IED) crecerá como resultado del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), comentó Serrano.

“No hay riesgos para la balanza de pagos, México, lo podemos decir con mucha seguridad, no va a tener una crisis externa, como sí están teniendo algunos países emergentes”, aseveró.