En el álbum de 12 cortes, su 20mo, el ídolo del rock mira al pasado al cantar sobre las pérdidas de Theiss, los músicos de la E Street Band Clarence Clemons y Danny Federici, y su asistente por años, Terry Magovern. Escribir sobre la muerte lo llevó a pensar diferente sobre la vida, en cierta manera.

Nueva York, 26 de octubre (AP).— El año pasado, mientras Bruce Springsteen reflexionaba sobre la muerte de su amigo y compañero de banda de la adolescencia George Theiss, fallecido en 2018, tomó su guitarra y empezó a escribir una canción sobre el hecho de ser el único sobreviviente de su primera agrupación.

Escribió sobre los clubes de Nueva Jersey donde los Castiles comenzaron. Y las camisas de franela y los jeans de segunda mano que él y sus compañeros solían usar en el escenario. Al rememorar sus primeras experiencias musicales y los viejos amigos que ya se han ido, Springsteen, de 71 años, canta (en inglés): “En algún lugar profundo en el corazón de la multitud / Soy el último hombre que queda de pie”.

“Last Man Standing” (El último hombre de pie) le sacó emociones al llamado The Boss (El Jefe) y, tras escribirla, más canciones emanaron. Así nació el álbum “Letter to You” (Carta para ti), lanzado la semana pasada.

La portada del nuevo álbum de Bruce Springsteen. Foto: AP

“Fue la clave para el resto del disco”, dijo Springsteen sobre “Last Man Standing”. “Mi amigo George murió. Él y yo éramos los últimos que quedábamos de mi primera banda, lo cual quiere decir que me dejó solo en cierto modo”.

Solo, escribió canciones sobre su amistad intermitente con Theiss, quien invitó a un joven Springsteen a unirse a los Castiles como guitarrista hace seis décadas. Las tensiones surgieron cuando Springsteen comenzó a moverse al centro del escenario, eclipsando a Theiss, y el grupo eventualmente se desintegró.

Muchos años después se reconectaron, pero entonces Theiss enfremó y falleció.

Springsteen dijo que escribir sobre su amigo no fue fácil. En el tema “Ghosts” (Fantasmas), canta: “Gran tormenta que escribir”.

“Esa canción diría yo que la escribí específicamente usando mis recuerdos de George y mi juventud y lo que se sentía tener un amigo cercano que sabía toda la ropa que usabas, los libros que leías, los discos escuchabas y todas las cosas que significaban algo para ti”, dijo.

En el álbum de 12 cortes, su 20mo, el ídolo del rock mira al pasado al cantar sobre las pérdidas de Theiss, los músicos de la E Street Band Clarence Clemons y Danny Federici, y su asistente por años, Terry Magovern.

La primera canción del disco, “One Minute You’re Here” (Un minuto estás aquí), aborda la soledad de Springsteen. El que da título al álbum es un tema introspectivo, y en “I’ll See You In My Dreams” (Te veré en mis sueños), con la que cierra, dice que está listo para “encontrarse y vivir y reír de nuevo” con sus difuntos amigos.

“Nunca dejamos de pensar en Clarence y Danny, ellos siempre estarán en la E Street Band… Son una parte viva de nuestros espíritus”, dijo Springsteen. “El tema también abarca los pensamientos en torno a su pérdida y cómo se siente eso en este momento. Ese fue parte del viaje de esta canción particular”.

“Fue muy duro, muy emotivo. Todos tuvimos que aprender a vivir dentro y fuera de la banda, a coexistir con la alegría de la vida y la tristeza de la pérdida”, agregó el músico Nils Lofgren de la E Street Band. “En este álbum, Clarence estuvo con nosotros en cada canción, sentado sobre nuestros hombros, y se nota. Igual Danny”.

Al recordar a su primera banda, Springsteen se emocionó ante la idea de reunirse con la E Street Band, con la que no tocaba desde 2016. Esta vez, grabaron todo un álbum en tan sólo días.

“Montamos una canción cada tres horas. En cuatro días, estábamos listos. El quinto día nos sentamos, bebimos y las escuchamos”, explicó Springsteen. “La banda está en su mejor momento. Hemos aprendido la lección a través de los años”.

De izquierda a derecha, Stevie Van Zandt, Bruce Springsteen y Patti Scialfa. Foto: AP

El proceso de grabación fue capturado el pasado noviembre para el documental en blanco y negro de Apple TV+ “Bruce Springsteen’s Letter to You”, que también se estrenó la semana pasada. Incluye momentos graciosos y tiernos entre Springsteen y sus viejos amigos.

Es también emotivo. Mientras Springsteen interpreta “I’ll See You In My Dreams”, su mánager, Jon Landau, rompe a llorar.

“Lo chistoso es que no me di cuenta de eso hasta que vi la película. Estaba sentado detrás de él simplemente oyendo la canción y le dije, ‘epa, esa está muy buena’ cuando terminó”, dijo Springsteen. “Sabía que la canción era muy intensa. Es sobre gente que ha muerto… Me alegra que él haya aceptado dejarla en la película”.

Springsteen calificó la escritura del nuevo álbum como “una experiencia catártica” y dijo que creó nueve de las 12 canciones en menos de 10 días en su casa (las otras tres las escribió cuando era un veinteañero, pero no las había grabado).

 Escribir sobre la muerte lo llevó a pensar diferente sobre la vida, en cierta manera. Cuando se le preguntó si desearía haber hecho las cosas diferente, respondió: “A mi edad me siento así todos los días”.

“Estoy agradecido por cada día que pasa”, dijo Springsteen. “No me arrepiento de nada que haya o no haya hecho. Siento que di todo en lo que era mejor. No creo que me arrepienta de nada en mi vida profesional. Tuve que luchar para tener una buena vida personal. Eso me tomó mucho tiempo y esfuerzo. Soy afortunado de tener un hogar maravilloso y una familia maravillosa en este momento. Eso ha sido una gran bendición. Tengo que agradecerle a mi bella esposa, Patti Scialfa, por todo eso”.

“Así que, las cosas están bien en este momento”, agregó. “Una vez que llegas a mi edad, la muerte es parte de la vida. Pasas por tus 50s, 60s y 70s y sencillamente se vuelve un acontecimiento regular entre amigos y familia. Es sólo parte de la vida”.