El glifosato “representa un riesgo ambiental alto, al existir una presunción fundada respecto de que su uso puede generar un daño ambiental y a la salud irreversible”, dijo la Secretaría del Medio Ambiente.

Ciudad de México, 26 de noviembre (AP).— El Gobierno mexicano no permitirá que un cargamento de mil toneladas del herbicida glifosato entre al país por cuestiones de salud y medioambientales, informaron el lunes las autoridades.

México es el más reciente de una serie de países en anunciar prohibiciones al glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de México agregó que negó el permiso para importar el glifosato, presumiblemente para uso agrícola.

El uso intensivo y repetido de glifosato ha provocado la resistencia en 22 especies de “malezas” en 27 países y como respuesta se han introducido nuevas variedades genéticas tolerantes a otros herbicidas. Junto a la venta de plaguicidas se extiende la venta de semilla transgénicas, en México en cultivos como el maíz, lo que provoca continuas manifestaciones en contra de Monsanto. Foto: Arturo Pérez Alfonso, Cuartoscuro

El glifosato “representa un riesgo ambiental alto, al existir una presunción fundada respecto de que su uso puede generar un daño ambiental y a la salud irreversible”, dijo la Secretaría.

Ha habido varias demandas exitosas en Estados Unidos de personas que afirman que el glifosato causa cáncer.

Previamente, Tailandia y Alemania anunciaron prohibiciones o un retiro gradual del glifosato.