El objetivo es impulsar la integración y la convivencia social. Foto: Especial

Ciudad de México, 26 de noviembre.– De acuerdo con la encuesta Desarrollo Sostenible en México 2018 de KPMG, el 98 por ciento de los directivos de nuestro país considera que la sostenibilidad y la creación de sinergias son relevantes y de gran importancia para los negocios, ya que reafirman y garantizan la credibilidad y persistencia de sus propuestas.

En ese sentido, la labor conjunta de iniciativas privadas, sociedad civil e instituciones públicas, mediante una responsabilidad compartida, es clave potencializar y acelerar proyectos de valor compartido en favor de México.

Por su parte, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) desde hace más de 93 años ha promovido este trabajo en conjunto, impulsando así acciones puntuales en favor de un mejor país. Integrando a los esfuerzos del sector público, iniciativa privada y de la sociedad civil, el “Triángulo de Oro” se ha posicionado como una fórmula que ya ha dado resultados para la IMCC.

Al contribuir para la generación de acciones de bien común, el modelo beneficia a las comunidades a través de la solución de importantes retos enfrentados a nivel global, como el cuidado al medio ambiente, el manejo de residuos y el acceso al agua potable, entre otros.

Reafirmando este compromiso con el desarrollo de los mexicanos y el crecimiento sustentable de cada uno de los sectores que estructuran la cadena de valor de la producción de bebidas, la compañía trazó las siguientes cinco metas para 2025:

1. Más envases que se reciclen y reutilicen: Buscando alcanzar un Mundo Sin Residuos, donde se recuperen y reciclen el 100 por ciento de sus envases vendidos para 2030. Además de que sus envases incluyan, como mínimo, el 50 por ciento de materiales reciclados y que la mitad del portafolio sea retornable.

2. Más mexicanos con acceso a agua potable: Trabajando bajo tres ejes estratégicos para bridar el acceso al agua a los mexicanos: reducción, reabastecimiento y reutilización. De esta manera, se propuso para el 2025, garantizar el acceso a este recurso vital a 500 mil mexicanos.

3. Más productos del campo mexicano sustituyan a los que hoy se importan: Apostando por el campo y consolidándose como el principal aliado de los agricultores mexicanos, la IMCC tiene como objetivo invertir más de 25 mil millones de pesos en la compra de insumos nacionales.

4. Más y mejores opciones de bebidas a disposición de los mexicanos: Brindando una variedad de productos que se adaptan a diferentes necesidades y preferencias de los mexicanos, la compañía se compromete a que el 50 por ciento de su portafolio sea bajo o sin calorías.

5. Más familias convivan en espacios públicos y fortalezcan su comunidad: A través de la recuperación 600 espacios urbanos acumulados hasta el 2025, el objetivo es impulsar la integración y la convivencia social.

Para lograr estas cinco metas, el trabajo en conjunto y coordinado entre autoridades, sociedad y empresa, mediante una responsabilidad compartida es de vital importancia para generar acciones en favor de un cambio positivo por el medio ambiente.

“En la IMCC, buscamos continuamente el cuidado del entorno y de las comunidades en donde operamos para promover un mejor país y un futuro digno para las próximas generaciones. Se trata de hacer negocios de la manera correcta y no de la más fácil y, por ello, sabemos que es fundamental unir esfuerzos para potencializar y acelerar el impacto de nuestro negocio”, enfatizó Joan Prats, Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola México.

Recientemente, Coca-Cola, como parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola, presentó su nueva campaña “Hagamos esto Juntos”, con la que busca sumar esfuerzos y fomentar una cultura de reciclaje para conseguir un verdadero cambio en el planeta. Para que todos los mexicanos se involucren, lanzó unmundosinresiduos.com una plataforma en donde todos podemos compartir opiniones e ideas, además de obtener información relevante para continuar fomentando una correcta cultura para el manejo y disposición de residuos.