El máximo mandatario mexicano calificó estas campañas como “más importantes” que los cambios en el etiquetado de los alimentos procesados, una negociación que se está llevando a cabo para clarificar lo que se consume.

México, 27 ene (EFE).- El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó este lunes a consumir alimentos tradicionales y naturales del campo mexicano para ayudar a proteger el medio ambiente, después de que el domingo se celebrara el Día Mundial de la Educación Ambiental.

El Presidente, en su conferencia matutina, destacó la necesidad de iniciar “una campaña de orientación para el consumo de alimentos” y enumeró algunos de los más importantes de la agricultura nacional.

“El frijol, tan desacreditado y al mismo tiempo tan nutritivo en proteína. De lo mejor que nos da la naturaleza. Y el maíz, planta bendita”, describió para animar a su uso.

Sin embargo, las exportaciones de frijol de México, según el Centro de Información de Mercados Agrícolas (CIMA), bajarán un 30 por ciento en el próximo año comercial, mientras que las importaciones aumentarán en un 48 por ciento.

Del mismo modo, el CIMA prevé un crecimiento en las importaciones del maíz del 2.1 por ciento y una desaceleración del 10.8 por ciento en las exportaciones de ese cereal.

López Obrador habló también sobre la producción frutal de México y se dijo “dichoso” por la variedad de la que dispone el país en ese alimento, algo que “ya quisieran en otras partes”.

Según el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), México es el primer exportador mundial de frutas como el aguacate, el tomate y el mango.

El máximo mandatario mexicano calificó estas campañas como “más importantes” que los cambios en el etiquetado de los alimentos procesados, una negociación que se está llevando a cabo para clarificar lo que se consume.

“Las campañas de información, de orientación, de concienciación. Eso es lo que verdaderamente modifica las actitudes de la gente. La revolución de las conciencias. El cambio de mentalidad”, explicó López Obrador, quien aseguró que la nueva generación “ya piensa totalmente distinto” en el aspecto medioambiental.

La representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México, Lina Pohl, dijo recientemente en entrevista con Efe que los cambios en el etiquetado son un “progreso extraordinario” en materia de concienciación ambiental.

Pohl auguró que los etiquetados, en su siguiente avance, contendrán información de cómo se producen los alimentos y de qué recursos naturales se usaron para elaborarlos.