Espejo de Fuego. Pintura Tomás Calvillo Unna

Para el “Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad”,
a un año de haber caminado con las víctimas y la voz de la poesía.

Del lado derecho oigo el agua,
del lado izquierdo el viento;
las gotas caen
como las yemas de los dedos
son ritmo ya en la tierra;
el viento atraviesa,
corre,
agita las copas de forjados árboles;
los coches pasan,
un avión desciende,
el último del atardecer.

Me duele el pecho,
algunos amigos han muerto;
y en las noticias
el crimen atroz de migrantes calcinados,
desfigura el día la semana el año y los siglos.

Cuanto ruido, cuantos insultos, cuanta desmemoria.

Es pesada esta historia
que buscamos entender
¿Para qué?

Tiene sentido escuchar el agua
escuchar el viento;
ambos traducen
el paso del tiempo:
lo purifican.

¿Y nosotros?
tiene sentido caminar y volverlo hacer;
una y otra vez,
aunque las puertas de Palacio no se abran.

Una y otra,
es como las gotas del agua
que tocan la superficie
y resuenan,
como el viento que llega,
esa invisible fuerza
que no se ostenta;
fértil imaginación de sus paisajes,
renueva, siempre renueva

La promesa tiene que ver
con los corazones que despiertan;
volveremos a caminar,
volveremos.

Pd. Estimado Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando recupere su salud y esperamos sea pronto, sería valioso que pudiera reunirse con el “Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad”.